domingo, 30 de enero de 2011

martes, 25 de enero de 2011

La F1 y la muerte en una soleada tarde de verano

@Javier Rubio - 25/01/2011

“En 1968, cuando competía, había veintidós pilotos en la parrilla de la primera carrera de abril, en Hockenheim. A mediados de julio, habían muerto tres. Y esta era la tónica en los setenta”. Max Mosley reflexionaba en el reportaje Sheene y Hunt, when the playboys ruled the World sobre la dramática época que le tocó vivir como piloto y, luego, propietario de equipo.

El mismo Mosley tomó parte en aquella carrera de Fórmula 2 en Hockenheim, donde falleció Jim Clark, quizás el mayor talento natural de este deporte. Pero aquel enorme shock no detuvo la intrínseca fatalidad que acompañaba al automovilismo deportivo y a la Fórmula 1 en particular. Por ejemplo, Francois Cevert, Mike Hailwood y Peter Revson participaron en otra película de 1973, Champions forever. Cevert y Revson ya estaba muertos doce meses después.

La lista es muy larga para detallarla aquí. En 1970 fallecieron Martin Brain, Piers Courage y Jochen Rindt. En 1971, Joe Siffert. 1973 vio la muerte de Francois Cervert y Roger Williamson. Al año siguiente, fallecían Peter Revson y Helmut Koining. En 1976, Mark Donohue y casi Niki Lauda… Hay más. El trágico goteo solo comenzó a ralentizarse en los ochenta y hasta 1994, cuando falleció Ayrton Senna. El propio Max Mosley fue instrumental para detener la sangría.

“Unas pelotas muy grandes para correr”

“Hacía falta un enfoque mental absolutamente diferente al de hoy en día”, explicaba el ex piloto Gerhard Berger en el mismo reportaje citando anteriormente, “y unas pelotas muy grandes para correr”. Porque se exigía una pasta especial para asumir las tragedias personales, o las de rivales que también podían ser amigos, como nos refería el español Emilio de Villota, quien vivió aquella época. “Al llegar a la Fórmula 1 preguntaba a muchos de mis compañeros quiénes pensaban que eran los mejores pilotos. Y todos estaban impresionados por Lauda, que casi falleció en un accidente, y tres semanas después estaba corriendo otra vez. Dos años después subí con él en un ascensor, y me costaba mirarle”. El austríaco fue dos veces campeón tras su accidente…

Esta dura realidad no siempre se lograba manejar psicológicamente con éxito. Como James Hunt, campeón del mundo de 1976, quien perdió todo estímulo tras rescatar a Ronnie Peterson de entre las llamas en Monza, 1978. Hunt se retiraría a comienzos de 1979. También años antes, David Purley intentó salvar heroica e infructuosamente a Roger Williamson mientras ardía su monoplaza, ante la incapaz mirada de los comisarios.

Empapado por el goteo de la gasolina

A Jackie Stewart, el impacto le llegó en carne propia, además de perder a algunos pilotos muy cercanos, como el propio Jim Clark o Jochen Rindt. Este último falleció en Monza al ceder un rail de seguridad con el impacto de su monoplaza, entrando la suspensión por debajo de la barrera. Además, Rindt solo se ajustaba el cinturón de seguridad superior y no el de la entrepierna, como previsión ante un posible incendio del monoplaza, el mayor temor de los pilotos de la época, una experiencia vivida de manera dramática por el propio Stewart en Spa, en 1966.

Bajo la lluvia, en los inicios de la carrera, el escocés se salió de la pista a casi 200 km/h. Se estrelló contra una cabina telefónica, su monoplaza acabó boca abajo, y el escocés atrapado por el volante. Mientras Granham Hill y otros pilotos intentaban desmontar éste para liberarle, Stewart pasó veinticinco largos minutos empapado por el agónico goteo del depósito de gasolina y el temor a un chispazo que desencadenara la tragedia. Luego sería colocado en una camioneta a la espera de una tardía ambulancia que se perdería camino del hospital. Si sus lesiones hubieran requerido atención inmediata, el piloto británico no hubiera sobrevivido. Cuando murió su amigo Francois Cevert en 1973, Stewart, como Hunt, ya no pudo más. Pero también fue campeón tras aquel accidente.

El que sabe, no habla; el que habla, no sabe

Afortunadamente, la Fórmula 1 actual ha perdido aquella morbosa atracción de la muerte rondando en cada carrera, por obvias razones éticas y humanitarias, y por su incompatibilidad con la imagen que la Fórmula 1 requería para la presencia de las grandes corporaciones patrocinadoras. Pero conviene no subestimar el riesgo que afrontan los pilotos actuales. Quizás el valor no puntúe tan alto en el perfil idóneo del piloto actual. Pero antes de caer en la tentación de considerar un paquete a Felipe Massa, por poner un ejemplo, deberíamos pensarlo dos veces. El brasileño, tras Hungría 2009, sabe de lo que hablamos.

“Las carreras de coches, los toros y el alpinismo son los únicos deportes auténticos… todos los demás son juegos”, llegó a decir un diletante Ernest Hemingway, quien disfrutaba de todos ellos desde la barrera. Muchos años más tarde, Max Mosley lo veía de otra manera. “La gente que habla de la atracción del peligro es aquella que nunca tuvo que enfrentarse de primera mano con la muerte, para luego tener que decirle al padre que su hijo acaba de morir”, explicaba el ex presidente de la FIA.

“Es fantástico hablar del romanticismo de vivir al límite”, seguía Mosley, “pero cuando alguien acaba de morir…, y tienes que ir a su funeral…, que normalmente tenía lugar en una maravillosa tarde de verano….”. Llegado a este punto, Mosley, visualizando alguna imagen del pasado, se quedó mudo, emocionado, a punto de llorar. Entonces, la cámara se apagó respetuosamente.

http://www.elconfidencial.com/dentro-del-paddock/2011/formula-muerte-soleada-tarde-verano-20110125-74027.html

Este hombre ha escrito artículos para enmarcar, no he leído ni uno solo que no me haya gustado. Y con este ha acabado de conquistarme. Respetuoso con todos, no necesita menospreciar a nadie para valorar a otros, se da cuenta de cosas de la competición más humanas, más cercanas y a veces trágicas.

Que haya más como tú, Javier Rubio. De verdad. Gracias.

Y para los que no conozcan esa sección, la recomiendo encarecidamente.


PD- Y encima eso de Felipe... Gracias. Porque se agradece leer algo más comprensivo de vez en cuando, sin ánimo de ofender ciertas opiniones ;)

domingo, 23 de enero de 2011

Eres un bichejo

Massa habla de su accidente un año después en Hungaroring from MAND on Vimeo.




Gracias a MandF1 por el enlace :)

Pero, ¡qué bicho eres, Felipe! ¡Eso no se le hace a un amigo! ;)

El vídeo no tiene desperdicio: Yamamoto medio sonríe, Kubica pasa de todo (o eso, o no le hace maldita gracia) y Felipe se ríe él solo de su chiste... XD

Lo primero que pensé fue que era muy insensible de su parte, con todo lo que Rubens había sufrido. ¡Y nosotros, qué narices, al final va a resultar que nos angustiamos nosotros más que él! ;)

Claro que luego me puse a pensar (sí, a veces lo hago, y demasiado, de hecho)... que supongo que es mejor tomárselo así, con humor, aunque sea muy negro, porque si un piloto de F1 se queda con la idea de que ha estado a punto de morir, no vuelve a coger un monoplaza en su vida. Sólo hay que ver con qué ganas vuelven, cómo se apresuran a decir que están bien y preparados, que aunque determinado accidente les haya hecho pensar, al bajarse la visera nada importa, que no les quedan secuelas, que están al 100%.

Sólo hay que recordar lo que ya dije una vez en este post o este

¿Que por qué creo que es una forma de escudarse? Solo hay que fijarse en la expresión de su cara cuando está observando cómo trabajan los comisarios en caso de emergencia.

Y luego bromea para quitarle hierro al asunto. Aunque sus bromas sean así de "particulares". Lo que está claro es que los que le conocen deben estar más que acostumbrados, porque el cariño que se tienen esos dos es impresionante.

Claro que puede que haya una explicación bastante más sencilla que todo esta especie de teoría psicológica que me he montado: Felipe, eres un bichejo ;)

martes, 18 de enero de 2011

Predicando con el ejemplo


En época de exámenes cualquier excusa es buena para no pasarse el día estudiando y levantar un poco la nariz de los apuntes. Es por eso que es en esta época cuando más posts acabo escribiendo por mucho que diga que no va a ser así.

Y es igualmente por eso que leo más cosas que hacen que me piquen los dedos y el teclado me llame.
Y aprovecho que no me pagan por esto, ni publico en un periódico influyente, sino que soy una mera aficionada que bien podría estar hablando de esto en el sofá o en un pub con los colegas, para ser un poquito más irreverente que de costumbre.


Dudo de la fiabilidad de ese Horner porque cualquiera en el Twitter puede ponerse Christan Horner de nombre, una foto del Google y hablar de Red Bull.
Pero si es realmente él, es el nuevo rey de la comedia.

Me explico.



Al señor Horner le parece muy divertido un montaje de estos que hace gente con mucha imaginación en donde Fernando usa a Felipe, literalmente, de trineo. Haciendo alusión, como no, a ese infame GP de Alemania (infame por las consecuencias, no por otra cosa, que no se me entienda mal) y a un popular pensamiento antiAlonsista que le pone de vehículo con que ganar el título, añado, no por compasión al piloto brasileño en su supuesto papel de escudero sino directamente por joder a Fernando.



Pero eso no es todo...


La felicitación navideña oficial consistía en un Red Bull siendo vigilado muy de cerca por un Santa Claus en trineo que era "faster than you" y amenazaba con adelantarle...



Vale.



Recuerdo que el señor Horner (si no él directamente, es el que da el sí final, así que es tan responsable como el que más) le dio el alerón nuevo de uno de sus pilotos al otro porque se le rompió antes de la carrera.
Antes de eso, tuvo que sufrir el ridículo de ver a sus dos pilotos estrellados y peleados por no saber gestionar sus egos y posiciones.


Y él y presume de una perfecta igualdad, gestión de compañerismo y del equipo, y tal. Y se ríe de la de Ferrari.


¿Picado, señor Horner, porque le han "robado", según usted, algunos ingenieros, y amenazan con salir a matar al torito en 2011?



A esto de tener un equipo de primera podemos jugar todos, y me temo que en el juego de ganar todo vale. No existen nada antideportivo en fichar a lo mejor de lo mejor. De hecho debería sentirse usted halagado, señor Horner, de que otro equipo considere al suyo tan bueno como para tragarse el orgullo, mover fichas y considerar fichar algunos de sus miembros.



Claro que todo esto es igualmente culpa de Montezemolo, cuya afilada lengua está más activa de la cuenta últimamente...


De verdad que es una pena que, habiendose llevado el mundial por haber sido más listos que Ferrari (aunque nos duela), entren en este tipo de juegos de guardería. Lo tienen todo para ser de los mejores equipos de la historia y por eso no deberían dejarse llevar por las provocaciones de unos y otros.


Claro que se dice que no hay pelea si uno de los dos no quiere. Horner podría ser más listo, dejarse de responderle a Montezemolo sus "puyitas" y demostrar por qué ganaron en 2010. En la pista, como debe ser.



Y como siempre, de esto no tienen culpa los pilotos, menos los aficionados.



Solo digo que McLaren está acechando, y sería una ironía de las que hacen época.


Concluyo diciendo que todo esto, por supuesto, viene amplificado por esa prensa que adora las polémicas, que da coba a lo que no es deporte, y añado que los puntos de vista son peligrosos y más aun en Internet, donde un malentendido puede convertirse en hecho. Es el juego del despiste. Así que pongamos unas enormes comillas a todo. Por eso de ser correctos y tal.

lunes, 17 de enero de 2011

Declaraciones





Dice que quiere ganar y la gente salta con es un egoísta que no piensa en el equipo. Si llega a decir lo contrario, le acusarían de no ser competitivo y no tener ganas de luchar.

Fijo.

Felipe, yo que tú alegaría que tengo afonía, porque hijo mío, digas lo que digas, se te echan encima para llamarte prepotente y mediocre.

Después de todo, todo en esta vida depende del cristal conque se mire. La prueba está en la forma tan diferente en que nos hemos tomado esas delcaraciones unos cuantos.

Y la forma de venderlas de la página que lo ha sacado a la luz, que ha sido por puro morbo. Con todos mis respetos, pero es la verdad.

Hoy me han dicho que salto a la mínima, que delante de mí no se puede bromear sobre él.

Pues no.

Una cosa es una broma, las hago hasta yo. Otra son las burradas que he llegado a leer y que prefiero no repetir, pero que rozan el mal gusto y hasta lo sobrepasan con creces. Y otra es vender pesimismo desde el principio y mirar con lupa todo lo que dice para usarlo en su contra y proclamar a los cuatro vientos esa supuesta mediocridad innata (para un año horrible que tiene, cuando en los otros siempre ganó carreras o hasta casi un mundial), ese egoísmo... dos términos que vienen del punto de vista del que está al otro lado, ensalzando lo suyo mediante el clásico método de destrozar lo ajeno, o simplemente, quizá, haber perdido la fe en eso ajeno.

Con lupa, sacándole punta a todo lo que dice. Ahora Felipe ya sabe cómo se siente Fernando. Al final van a ser más compañeros de lo que parecen...

Desde mi punto de vista, esas declaraciones son una forma de decir "no me dejen con ese papel de segundón, porque todavía valgo y puedo demostrarlo".

Claro que al final decide la pista.

Dejemos que lo haga. Dejemos que hable 2011.


Wroooooom




El Wrooom ha terminado, y empieza la cuenta atrás para una temporada más.

A servidora le encantaría hacer un buen resumen, pero la temporada de exámenes me tiene cogida por el cuello. Sólo puedo decir una cosa: que todo tiene muy buena pinta. Se respira optimismo, ganas de tomarse la revancha. Fernando va a por todas y Felipe está dispuesto a demostrar lo que vale, que el 2010 solo fue un mal año.

No negaré que estoy ilusionada. Y solo espero no estar abrazando el humo, como el año pasado.





Muchos besos a todos, nos leemos.

sábado, 8 de enero de 2011

Mi ojito der... izquierdo


Tras soltar la pregunta al aire en Twitter, lo pongo por aquí, que para eso es mi blog...

Y el juego de palabras tan bonito que me ha quedado en el título ;-)


A veces, mirando aquí y allí, me encuentro con blogs, comentarios, foros. Y no es la primera vez que lo leo: mucha gente opina que Felipe no ve bien por el ojo izquierdo, ese que quedó afectado tras el (maldito sea) accidente.


Curiosamente no es un tema que haya salido "a la luz pública", es decir, más allá de las opiniones de los aficionados. La prensa solo se ha hecho eco de sus fracasos y escaso rendimiento, pero muy pocos han dado explicaciones...



Volviendo al tema: permitidme que lo dude. Nadie en su sano jucio dejaría correr a un piloto cuya visión es defectuosa. Que en todo el año solo haya tenido un accidente (Japón, y por una salida de lo más caótica) es una prueba. Me parece que es algo que en un año hubiera quedado más que claro, se hubiera notado en un periodo de tiempo tan largo. Una cosa es lo que quiera él, otra es lo que decidan los mandamases, y está claro que no le pueden dar un "sí": no solo se pondría en peligro a sí mismo, pondría en peligro al resto.



Claro que luego recuerdo este año, a veces enrabietado, extraño en ocasiones, otras perdido. Pasando la pena negra para adelantar. Y este año siempre me ha parecido ver algo raro en su forma de mirar, algo que no estaba antes. Pero ni caso, mi subjetividad me suele jugar malas pasadas. Siempre lo podemos achacar a algo mental, ¿no son los ojos, después de todo, el espejo del alma? En eso sí podemos considerarlo ligeramente falto de vista este año...


Y contagiada por la
paranoia, intento convencerme de lo que el sentido común me dice, que no puede ser... Felipe pasó los test en su día, tanto en el hospital donde estuvo, como los de su médico personal, y los de la FIA (los primordiales), y estoy segura que los de Formula Medicine también le hicieron una buena revisión.


Y ya dejando el tema de lo posible o lo imposible, no me parece un tema sobre el que se pueda trivializar o bromear... Claro que yo peco de ser una persona cuya sensibilidad se hiere facilmente.


De todos modos esto no es nada comparado con las perlitas que he llegado a leer y que me ahorro...


Besitos a todos.

You know?




Número de "You know?" en menos de dos minutos: ONCE...

Me encanta este hombre :P

viernes, 7 de enero de 2011

Y yo al ladito, tú


La cantante Raquel del Rosario recibe en su pueblo natal el título de Hija Predilecta




La vocalista del Grupo de Morfeo, Raquel del Rosario, ha recibido este viernes en su pueblo natal --el municipio grancanario de Teror-- el título de Hija Predilecta de manos del alcalde Juan de Dios Ramos en un acto "íntimo" en la que estuvo acompañada de su esposo, Fernando Alonso, y familiares.

Raquel del Rosario, según un comunicado de prensa de la institución municipal, ha agradecido al Ayuntamiento de Teror el reconocimiento que se le hacía y ha manifestado su orgullo de ser terorense, palabras que también transcribió en el Libro de Firmas: "A mi querido pueblo, siempre conmigo en mi corazón. Gracias", dejó escrito.

Por su parte, Fernando Alonso, que en todo momento ha acompañado a la cantante en el acto y posterior visita a la Basílica del Pino, dejó constancia de su presencia en este mismo Libro. "En agradecimiento a Teror, mi segundo pueblo, el pueblo que ha dado tanta y tan buena gente", ha rubricado el piloto de Fórmula 1.

Aprovechando la breve estancia navideña de la artista en su municipio natal, el Ayuntamiento de Teror hizo entrega de la distinción, en un acto sencillo al que sólo asistieron la representantes de la corporación municipal, su esposo Fernando Alonso y familiares cercanos, por deseo expreso de la artista terorense.

El alcalde de Teror ha expresado su agradecimiento a Raquel del Rosario Macías, por el reconociendo público que ha hecho de su pueblo natal, y al mismo tiempo ha agradecio a Fernando Alonso el honor de contar con su presencia en el municipio.



http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=196548



Este es uno de esos momentos en que debo contenerme para no subirme a la bombilla que cuelga del techo (es que todavía no tiene plafón).


...


Y pensar que estoy en la misma isla, a menos de 20 kilómetros...
*lloriquea*

miércoles, 5 de enero de 2011

A lo mejor resulta que no tengo ni idea de nada





Que sí, que han echado a Chris Dyer, porque siempre tienen que cargarse a alguien.

No discutamos ahora la forma de hacerlo, primero dos meses de "la hemos cagado, pero lo aguantamos como un equipo y no volverá a pasar, seguimos todos juntos" y ahora un "pero nos cargamos a este".

Pero en fin, lo entiendo, supongo. Así es la F1.

Lo que me ha tocado las narices es la forma de decirlo. He leído esto en los teletextos de un par de canales de TV:

"el ingeniero que impidió la victoria de Fernando Alonso"

Claro, no tiene nada mejor que hacer que joder la estrategia adrede, porque quería que lo echaran.

"Ahora Pat Fry decidirá la estrategia de Fernando Alonso"

Ah, ¿y el otro piloto? Cómo se llama, hombre... Felipe Massa, ¿no?

¿Eso no incluye a ambos pilotos? Corregidme si me equivoco que igual me estoy precipitando yo sola pasándome de lista, pero si el jefe de ingenieros vigila la estrategia en general y está por encima de en este caso Smedley y Stella, no se encarga de un solo piloto, ¿no?



Cuando en Red Bull le dan el alerón de un piloto al otro o en McLaren se ponen tontos, en la prensa piden igualdad, que es una vergüenza y tal y cual.

Ahora, en Ferrari es otro tema.

No sé, creía que un equipo eran dos, o será que al final resulta que de F1 no tengo ni idea.

Es mi opinión, quizá me llamen algo u otras lindezas tipo "tú no eres fan de Fernando y española"...

Pues perdón pero no tiene nada que ver. Resulta que quiero verlo ganar por él mismo, no porque le den todo masticado.

Lo siento, pero es lo que pienso. Pero igual es que resulta que no soy aficionada, o algo.

lunes, 3 de enero de 2011

La fábrica de sueños





Una visita a la fábrica de Ferrari de mano de Felipe.

¡Quién pillara un cochazo y un pase para poder ver esa fábrica de sueños!

domingo, 2 de enero de 2011

Año Nuevo, deseos de Vida Nueva


Gracias a todos los que me habeis deseado felices fiestas y año nuevo. Os deseo lo mismo, si cabe, multiplicado por diez ;)

Siento no haber hecho algún post al respecto, pero en lo personal ha sido un fin de año y comienzo de otro bastante complejo (nada grave, sólo muchas cosas que hacer) y no he tenido un momento para pasarme por aquí.

¿Qué deseo para 2011?

Creo que voy a ser cauta y no voy a esperar nada. Las ilusiones truncadas desilusiones de 2010 todavía me duran, y seguro que no soy la única, cada uno con las suyas, por supuesto. Ni siquiera tuve ánimos de venir a celebrar los resultados de Felipe con los Pirelli, aunque me echase a llorar de alegría al leer el titular *. No tuve ni ganas de venir a criticar algunos comentarios que decían que vaya momento para ser rápido, como si fueran los mismos neumáticos. En fin.

En lo formulero sobra decir que ha sido un año duro para una servidora por más de una razón, porque mi Felipe no ha tenido suerte, por las cosas tan injustas que le han pasado y le han dicho. Por cómo lo negativo llegaba a comerse a lo positivo la mayoría de las veces. Por la hipocresía, el trato de favor, la paranoia surgida del descrédito. Por las decisiones que resultaron ser errores, esas que fueron tomadas bajo presión y que provocaron ríos de tinta. Por la igualdad proclamada a gritos sólo cuando interesaba, porque si no, se pedía a voz en grito el caballero con su escudero fiel.

Pero no todo va a ser malo, y aprovecho para agradeceros una vez más todas las palabras amables y de consuelo, comentarios y, por qué no, llamadas de atención que me habeis brindado este último año. Por molestaros en leer posts kilométricos. Por las veces en que pudimos llegar a creer en el tercer campeonato gracias a Fernando. Por las ganas de seguir luchando suyas y de Ferrari.

Lo que es seguro es que en 2011 estaré ahí, al pie del cañón. Contra viento y marea. Contra las injusticias, siempre y cuando tenga con qué rebatir. Celebrando las victorias y lamentando las derrotas. Celebrando, ante todo, el DEPORTE.

Porque para eso estamos los fans.


* Al llegar el momento de conectarme para ver cómo fueron los primeros tests con los Pirelli, pensé: no caerá la breva de que aparezca el nombre de Felipe como el más rápido. Simplemente, esa idea me vino solita a la cabeza. Y así fue.
Pese a los comentarios malintencionados que no tardaron en hacerse eco, ese día no hubo quien me borrara la sonrisa de la cara ;)