jueves, 28 de julio de 2011

Feliz cumpleaños,Fernando




Me emociona poder dejar por fin este post.

Como este año me quedo sin vacaciones, tengo acceso a Internet y, por fin puedo decir:


FELIZ CUMPLEAÑOS, FERNANDO



Yo nunca te he dejado de lado: simplemente, ha habido momentos en que otro me ha necesitado más que tú ;)

No podemos evitarlo




Se acerca Hungría, última carrera antes del parón veraniego como viene siendo habitual estos últimos cuatro años.

Felipe ha dicho en su blog que en Hungría tiene muchísimos fans desde aquel momento, ya no por el accidente en sí, sino porque fue como una victoria, y ellos son parte de esa victoria. Porque ese día, sin duda, ganó la carrera más dura y complicada de su vida.

Ya toca que ocurra algo bueno.

Lo primero ha llegado desde el ocasiones cruel mercado de los rumores, donde sus "principales rivales" según la prensa ya han sido confirmados para quedarse en su equipo un año más.

Lo segundo, que los compuestos elegidos por Pirelli van muy bien para los Ferrari.

Yo tengo un buen presentimiento. Muy bueno. Pero un año y medio de buenos presentimientos que nunca se confirman son capaces de hacer que una vocecita mucho más pesimista acabe haciendo callar a la otra. Pero sus fans no podemos evitarlo. Queremos verle ganar, y cada nueva carrera es una posibilidad más.

En Twitter unos amigos llevamos días comentando lo precioso que sería verlo ganar este GP. Cuánta rabia contenida habría ahí.

Él dice que no se acuerda de nada al pasar por esa zona del circuito. Sin embargo, cuando su coche se acerque al sitio donde todo ocurrió, estoy segura de que sentiré una extraña opresión en el estómago, como el año pasado.

Y es que sus fans no podemos evitarlo.

martes, 26 de julio de 2011

A tope



QUÉ CARRERÓN.


En muy pocas carreras termino levantándome de donde estoy o metiéndome debajo de las mantas y con mi padre muerto de la risa. Ha debido poner en entredicho mi salud mental.

Ha sido una carrera emocionante, muy emocionante. No me podía creer que hubieran pasado solo quince vueltas con la de cosas que habían pasado ya.

El que nadie esperaba, Hamilton, se hizo con la cabeza de carrera con con una espectacular salida. Luego no bajó el ritmo ni una vez.

Hamilton se debió quedar con esta cara cuando después del pesimismo de la Qualyfing y los Libres le dijeron que iba a ganar la carrera.


Que Fernando empiece a ser un habitual del podio me alegra muchísimo. Que Red Bull no domine tanto, por el bien del campeonato, también.

Que Webber se haga respetar también me encanta.

Pero todavía no está todo vendido: Vettel sigue siendo el líder, y una carrera mala no significa nada. No está perdido su mundial, ni mucho menos.

Señores, "un poquito de por favor".


La misma costumbre de Vettel que puede poner de los nervios a muchos, a mí incluida, es la misma que me hace admirarle: que siempre quiere más. Que no se conforma con ser cuarto aunque sea líder, y que no soporta perder. Después de todo, ¿no es ese es el espíritu de un piloto de F1?

Por lo demás, Heidfeld por ejemplo no tuvo suerte, pero no fue su culpa:

"Ahí te quedas, chaval..."
"¡LA FIA ME VENGARÁ!"
(y así fue)

Por esto, Buemi perderá cinco puestos en la parrilla de Hungría.


Y Trulli perdió su asiento a favor de Karun Chandhok. Todavía no sé por qué, que alguien me ilumine. Supongo que no tienen mucho que perder por probar a sus pilotos, eso no me parece mal.

"No sé qué le ha pasado a Trulli hoy, está como más moreno y ha perdido culo"


Me guardo la mención especial para mi Felipe. Porque en esta carrera no se le puede reprochar nada. Así de pegado estuvo Vettel de él el tramo final de carrera, y sin conseguir pasarle. Doce vueltas. Nada más y nada menos que Vettel, desquiciado por culpa del peque.

"Ya sabes, tú sal ahí fuera, busca esa chispa, la tienes dentro de ti, nunca se ha ido..."
"Sí, sí, pero me estás apretando demasiado la correa"


"¡Chicos! ¡Que ya recuerdo cómo se hacía! ¡Sacadme, sacadme que les voy a enseñar cómo se aguanta!"


Y llégo el pit stop. Tuvo que llegar. Esto ya no es normal, sinceramente. No es normal. Y no entiendo nada. Si se supone que lo estaban utilizando (mal que me gusten poco esos roles de escudero, pero...) para taponar a Vettel, ¿por qué son tan descuidados en el pit stop? ¿Es que no les convenía más tener a Vettel detrás para quitarle puntos?

No lo entiendo, y creo que será mejor que ni lo intente.

Sólo sé que ilusionarse tanto, que creas que esta vez puede ser posible verle luchando como antes, y que te lo chafen EN LA ÚLTIMA VUELTA, jode mucho. Como siempre el problema ha sido una tuerca en una de las ruedas de atrás. Lo que ha dicho Felipe después de la carrera ha sido "No vale la pena montar una bronca". Felipe, eres demasiado buenazo. Al menos espero que les hayas dejado bien claro de lo que eres capaz cuando los pit stop salen bien. Y Domenicalli, por otro lado, ha dicho que fue una pena y que "esas cosas pasan en los pit stops, todos lo hemos visto"

¿Pero SIEMPRE a vosotros, y SIEMPRE a él?

Ahora que parece que estáis recuperando al piloto, no lo perdáis por errores así. Porque de seguir así le vais a recortar el pelo a Red Bull, en vez de los puntos.


"Y yo estoy harto de que os metáis con mi gorra"



Pero la imagen del GP fue esta: Webber llevando a Fernando sobre su coche cuando el Ferrari se empezó a quedar seco.




Veremos qué nos depara Hungría. Cierto peque todavía necesita "vengarse" de ese circuito ;-) Y sería precioso.

lunes, 25 de julio de 2011

Dos días, dos años



Querido Felipe:

soy yo otra vez. El año pasado te escribí una carta públicamente, pero creo que se me fue un poco de las manos: quedó inmensa. Creo que hoy seré más breve, o al menos, lo intentaré.

Tengo que ser sincera contigo: ¡ser fan tuya a veces no es nada fácil! Los resultados que no llegan se reflejan en tu expresión, y por eso algunas veces nos duele tanto como ti. Dices que no te afectan las críticas, pero después de todo eres humano, y querer y no poder tiene que ser muy frustrante...

Pero la intención de estas lineas, Felipe, es otra. Hoy es 25 de julio. Hoy hace dos años que volviste a nacer, tras haber dormido dos días.

Pero antes, déjame extenderme un poco en una cosa: os queremos. Aunque a algunos os "tratemos mejor" que a otros, aunque un mismo piloto despierte sentimientos casi bipolares en varios aficionados, os queremos. Si no os quisiéramos no vibraríamos con las victorias de ese a quien apoyamos, ni se nos aceleraría el corazón en las salidas o adelantamientos, casi al unísono con los de esos a quienes tanto queremos.

Como bien dijo una muy buena amiga mía en su blog una vez, parece que seais como de la familia, esos parientes que visitamos domingo sí y domingo no; os conocemos por vuestros nombres de pila, os hablamos de tú, con familiaridad, nos sabemos muchos detalles de vuestra vida fuera de los circuitos... hasta juzgamos cómo sois, mal hecho, por cierto, sin conoceros realmente... como a ese compañero de trabajo que vemos todos los días con el que nunca hemos hablado, pero hemos visto cómo trata a la gente; y sin embargo, nos parece que os conocemos. No podemos evitar quereros.

Siento si sueno ingenua al decir todo esto, pero estoy segura de que más de uno comparte este sentimiento, en mayor o menor medida, con más o menos cercanía, por supuesto. Pero locomparte. Porque si no lo compartiera aunque fuera un poquito, no estaría leyendo esto, ni entrando a Internet casi a diario en busca de noticias.

Nos importais, después de todo. Siempre queremos que os salga todo bien, cada uno su favorito. Y os queremos. Aunque este sea un amor un tanto peligroso y el riesgo sea una constante que nos puede hacer sentir inquietud.

Eso fue lo que ocurrió el 25 de julio contigo, Felipe, aunque tú le quitas mucha importancia, y bien haces, es tu defensa: si pensaras que puedes morir, no estarías corriendo. Eso mismo dijiste una vez en una entrevista, ¿te acuerdas?

Tenías que haber visto la cara de Rob, tu Rob, cuando no le contestabas. Ya se dice que las cosas nunca son tan malas como aparentan; dijeron que estabas bien, tan sólo dolorido y conmocionado. Habías hablado con tu hermano.

Ese dicho de que las cosas nunca sin tan malas como parecen, esta vez no sirvió, sino al contrario, pues las noticias que nos llegaron horas más tarde dieron un tremendo revés a todo. Los médicos tuvieron que operarte, dijeron que tu estado era muy delicado, que podría haber daños graves pero que no se sabría hasta que te despertaran. Dos días después. Decidieron que era lo mejor para ti.

Recuerdo que esa noche estaba doblando la ropa cuando interrumpieron un partido de fútbol para decirlo. Todavía recuerdo la sensación. No quiero volver a sentirla nunca más.

¿Qué decir? Me asusté, todos en casa nos asustamos. No me podía creer que fuera a ver morir a un piloto, no quería creerlo. Algo que temía desde la primera vez que me di cuenta de lo mucho que me gustaban las carreras.

Esa primera noche me prometí que, si salías adelante, si realmente ibas a ser compañero de Fernando, no iba a preocuparme nunca más, aunque la gente la liase parda, aunque la gente hablase más de la cuenta... porque ibas a estar corriendo. Mucho me temo que he faltado a esa promesa demasiadas veces, Felipe, y por eso debo pedirte perdón, ¡qué poco aguante tengo! No es fácil aguantar una desilusión tras otra, pero imagino que para ti debe ser muchísimo peor...

Al día siguiente, en el circuito, resultaba desolador ver tu garaje vacío. Recuerdo que, aunque Fernando había hecho la pole (¡aunque luego no tendría tanta suerte por culpa de una tuerca!), yo no podía sino pensar en ti, en la cama de un hospital. Esperando.

De repente, la carrera no importaba.

Los pilotos estáis hechos de otra pasta. Ese es otro motivo por el que os queremos tanto. Parece que los accidentes os dan alas... Pero las cosas no te salieron como esperabas. Al menos, no iba a ser tan fácil. No te iba a bastar con las ganas... La lucha más difícil la ibas a emprender contra ti mismo.

Recuerdo que leí en una publicación especializada que Sid Watkins te dio dos años para recuperarte. Puede ser casualidad, pero parece que se está cumpliendo. Después de todo, cualquiera no es neurólogo, o lleva la mitad de su vida volcado en la salud de los pilotos, como él... Así que creo que sí, que sabe lo que dice...

Muy poca gente parece darse cuenta del valor que tiene que estés ahí. Aunque no ganes, y aunque a veces parezcas perdido. Pero estás ahí. Saliste adelante, sigues intentándolo. Por eso, por esos dos días, por estos dos años, lo que hiciste hoy, pese a que al final un error ajeno a ti te quitó un puesto, ha sido tan importante. Y espero que vuelvas a hacerlo.

Bueno, yo te dejo ya. Espero que en la siguiente carrera luches como en la de ayer. Precisamente, es en Hungaroring. Ese circuito te debe algo bueno, Felipe. Quizá una victoria depende de muchos factores, pero subir al podio, u otras doce vueltas luchando como un jabato, conteniendo a un campeón del mundo...

Dos años después.

No lo hagas por nosotros: hazlo por ti.

Siempre a tu lado,

una fan.

domingo, 24 de julio de 2011

Probando publicar en Twitter

Probandoooooo

miércoles, 20 de julio de 2011

25 de julio

Ya esta aquí el GP de Alemania.

Y a #LosMassistas (como bien nos bautizaron en Twitter) nos queda mucho que aguantar con la más que gastada bromita del team radio.

Aunque ni siquiera sea Hockenheim. Y aunque esa fecha para mí no sea la de ese día en que perdió la dignidad o la de ese día del enorme ridículo de Ferrari (2010), sino la de ese día en que casi pierde la vida (2009).

Pero claro, las polémicas venden más.

miércoles, 13 de julio de 2011

Under Pressure


Pressure
Pushing down on me Pressing down on you no man ask for Under pressure...
(Queen)



Pérez y Bianchi probarán para Ferrari en septiembre.

Tampoco es raro que la academia de pilotos de Ferrari pruebe con sus pilotos más jóvenes. Pero la fecha, septiembre, da que pensar. Todos tenemos la misma sospecha. La gente se frota las manos encantada mientras a mí se me cae el alma a los pies. ¿Qué esperabais si no?

Sí, por qué ocultarlo. Tengo miedo. Esa está siendo mi primera reacción. La visceral, la de fan. La que sólo se piensa con el corazón, si es que realmente el corazón piensa. "Todavía no, por favor; todavía no..."

Cada año que pasa es un año menos que estará en Ferrari, eso es de sentido común. De eso no me quejo, pasará tarde o temprano. Pero cuando tenga que pasar.

A Felipe desde la montonera se le piden podios, que contenga a los rivales, que como muy mal quede cuarto.
Pero también hay que tener en cuenta al resto. Están casi en un pañuelo. No es Ferrari contra Vettel: está Webber y están los dos McLaren, más alguna que otra sorpresa ocasional. Demasiados coches que pueden quedar del 1º al 4º.

Under Pressure.

El Ferrari está siendo bueno ahora, desde hace pocas carreras. Y si los nuevos miembros del equipo técnico funcionan, si los cambios son efectivos, podrá tener una maravilla de coche cara a 2012. Cuando eso ocurra, si ocurre, ¿queremos alguien con la experiencia de siete años en el equipo y dos de pruebas a sus espaldas, o a alguien con un año de experiencia, por muy bueno que parezca?

La pareja Alonso y Massa, con un coche ganador, sería terrible (con connotaciones positivas). Fernando tiene un gran talento, Felipe necesita un coche ganador. Eso no quiere decir que ya se le deba catalogar como mediocre, malo, paquete y demás lindezas que en palabras de Fernando se dicen tan cómodamente desde el sofá del hogar. Cada piloto es un mundo, con sus puntos fuertes y débiles.

Felipe, excepto en 2008, siempre ha estado a la sombra de alguien. En 2006, ya le querían bajar del coche y se daba por hecha la pareja Raikkonen-Schumacher. No es algo nuevo. No es un lugar cómodo.
Y antes que alguien que conduce un coche rápido en condiciones extremas, es una persona. Por eso, siempre insistiré en que es un luchador. Alguien que siempre que se cae se levanta, lo intenta. Perder un mundial por segundos, volver tras un accidente grave y que te echen todos los años no son cosas que se aguanten fácilmente.


Pérez, qué gran opción, ¿qué mejor escudero que él? Y además, el mercado latinoamericano no se quedaría vacío dentro del equipo. El mercado. Cuando se sustituye a la persona de carne y hueso por una bolsa llena de dinero me dan ganas de vomitar. Que asuma que la F1 es un 90% intereses económicos no significa que tenga que gustarme. De hecho, es una de las pocas cosas, quizá la única, de este deporte que odio. Un odio visceral.


Lo mejor son los argumentos para que tal cambio se haga ya, mandando a la porra el contrato para 2012 (Que todos sabemos que los contratos de F1 son papel mojado, pero...). Se ha llegado a insinuar que no ayuda a Fernando porque no le da la gana. Que el único rival al que le mete con instinto homicida el coche es a él. Que está ayudando a los rivales, porque no hace esfuerzo alguno por contenerlos; cosa que, por cierto, ya hacía con Kimi en años anteriores (!!!) Que dentro de Ferrari hay un lobby pro-Felipe, que sólo le apoyan su ingeniero y equipo de mecánicos.

Sinceramente, señores, aparte de que es una soberana chorrada propia de un forofo para el que todo tiene que ser perfecto para su piloto, eso se notaría, y no hubiera durado en el equipo ni dos telediarios, como quien dice. En fin, allá cada cual con sus teorías conspiratorias.

Feliz cumpleaños, Jarno



Él, como el buen vino.

Que cumplas muchos más y que por ese culito no pasen los años.

martes, 12 de julio de 2011

Dulce nostalgia




¡Dios mío, qué nostalgia! El otro día recordé este juego, de aquellos tiempos con el 386 allá por los años noventa. Jugaba con trece años.Hoy me dio por buscarlo y tras mucho quebradero de cabeza y tutorial, he conseguido jugarlo.

Ha sido escuchar la música y recordarlo todo de golpe. Es imposible de explicar lo que se siente. Este juego es muy especial para mí, porque es uno de mis primeros contactos con la F1 (el primero en concreto es demasiado triste para recordarlo). Todos los días echaba una carrera o dos, especialmente allá por el 98; ya un poco tarde, pero siempre fui muy de juegos no contemporáneos ;) Ponía incluso música de fondo, o imitaba el ruido del motor (ese maravilloso sonido retro), cosa que desquiciaba a mi madre...

¡Si es que, gracias a este juego reconozco algunos de los circuito hoy día! Recuerdo que mi favorito era Monza, porque las rectas lo hacían muy sencillo.

Hoy puse cinco vueltas, iba líder y en la última vuelta me choqué con un doblado. Menudo reencuentro tras más de diez años XD

domingo, 10 de julio de 2011

Rojo Ferrari, ayer y hoy





El culo de Vettel Fernando celebrando la victoria.




En este tipo de fines de semana en que pasan tantas cosas siempre hago como diez páginas de comentarios en mi mente, y luego a la hora de escribir se me ha ido toda la energía. Y quizás sea mejor así. Porque éste si que ha sido un GP bipolar, de claros y oscuros, de montarse en la montaña rusa más potente del mundo.


No deja de ser dulcemente simbólico que antes de ganar en Silverstone condujera el primer Ferrari que ganó en Silverstone. Una preciosidad.



Y tanto se emocionó que dio dos vueltas,el camión del Parade se fue sin él y le tuvo que acercar el Safety Car. Un cachondeo, vamos XD


Ferrari progresa, dejando de lado los dichosos difusores y a la (ma)FIA con sus decisiones que al final intentando "hacer mejor y más competitivo el deporte" solo sirven para dejar a Ferrari como la quejica tramposa. Para que luego digan que les favorece.

Así, la victoria ha quedado una vez más empañada por las normas que solo son normas cuando conviene y por ese silencioso sector que solo sabe cogérsela con papel de fumar y que llama tramposa a la gente con demasiada ligereza.

Que hablen, nada nos puede privar de este momento, ¿a que no?



Podría haber sido doblete, pero nadie se esperó a McLaren. Y Ferrari podría haber quedado por delante de McLaren. Felipe había estado muy fuerte todo el fin de semana, y una de las cosas que le perjudicó fue una tardía última parada en boxes. No me invento nada, después de la carrera lo declararon: tenían que haberle metido antes. De poco sirve ahora el condicional tipo 3. Un poco tarde, ¿no, señores?

Tampoco acompañó el cambiante tiempo, pues no se esperaba lluvia... pero al final, Fernando se llevó el toro> gato al agua, no pun intended.

Felipe no hizo una mala carrera en absoluto por mucho que para muchos todas sean malas por su empeño de compararlo con Fernando, así cualquiera. Le costó calentar los neumáticos y tuvo un problema con el fondo del coche, cosa perfectamente posible porque durante los libres y la Quali llegó a rodar incluso a superar a Fernando. Tan mal no lo hace, no.

Y esa última curva, donde estuvo a punto de superar a Hamilton tras una lucha digna de cuando era Felipe Massa en mayúsculas, GRANDÍSIMO.



Eso sí, un poco de calma, y no vendamos que el mundial va a dar un vuelco. Que seguimos en la lucha es verdad, pero que Red Bull se ha retirado de ella no lo es.

Lo de Red Bull... Si empiezo, puedo abrir la caja de Pandora. Total, me arriesgo.



El señor Horner, el señor "yo no uso las órdenes de equipo"¿se hará el "maintain the gap" tan famoso como el "Fernando is faster than you"?, ha estado brillante, vamos.
Su excusa es que si no se chocarían, que sólo había que mirar a Hamilton y Massa en la última curva (perdone usted, señor Horner, pero Hamilton y Massa no son compañeros de equipo. Y luego, señor Horner, siempre señalando con el dedo a los demás equipos, como si le hiciera falta).
En realidad, siendo fríos, ¿cuántas veces se han chocado dos compañeros de equipo por intentar adelantarse? No tantas. Pero la sombra de Suzuka 89 es alargada.
También se ha hablado mucho de que Jaime siempre se queja de que no lo hizo tan bien como deseaba, pese a haber entrado en puntos... ¿A qué viene ponerse a hablar de Toro Rosso ahora?
Fácil, los dos temas tienen un común denominador.
Helmut Marko.
No pongo una foto suya porque acabaré dándole un cabezazo al portátil y no tengo más.
Como me dijeron ayer, parece que sea dueño de sus almas directamente. Sólo hay que ver lo presionados que están los pilotos de Toro Rosso. Y Webber no es precisamente santo de su devoción. No me invento nada, las perlitas que suele soltar lo dejan bien claro. Webber tiene la virtud (o el problema para él) de que no se puede callar una, y él no . Él directamente lo dice. Y a todos nos da mucha rabia ver una orden de equipo tan clara,aunque se pueda, porque a ver, ¿qué se estaban jugando, si Vettel se puede permitir perder varias carreras y seguiría siendo líder? ¿No se supone que un mundial de constructores segana con los DOS pilotos? Claro, Webber nos da penita, pero cuando le pasó a otro que yo me sé solo les faltó desearle una muerte dolorosa. Qué digo, algunos lo hicieron.
Horner dice que le da miedo que se choquen como en Turquía. Pues si se chocan, les echas una bronca y les pides que se respeten. Porque lo único que está haciendo es privarnos de unas bonitas luchas entre compañeros.

No hablo más del tema, porque es cuestión de creencias formulísticas, de cuándo se ponen en marcha y cuándo no, y no nos vamos a poner de acuerdo.
Pero como es mi blog, y no me pagan ni soy importante, diré que en Red Bull son una panda de hipócritas. He dicho. No porque usen las ordenes de equipo, sino porque presumen de no usarlas y luego las usan, COMO TODOS.
Sobre esto se pueden escribir ríos de tinta, y todo va a depender de algo más complicado: si consideramos la F1 un deporte o no. Qué le voy a hacer si soy de "Las Románticas" y la mínima mención sobre intereses económicos me pone enferma.
Vamos, lo de siempre. Red Bull con el cochazo y el genio que tiene no debería hacer estas tonterías. No les hace falta.
Por supuesto Webber se ha quedado con el culo al aire en su equipo (no literalmente), que ya "le quería tanto", y los rumores le vuelven a situar, una vez más, en Ferrari. Preparáos (bueno, me preparo yo,¿no? XD) porque van a ser más insistentes que nunca.
¿De verdad pensais que ahí puede tener la oportunidad de batir a su compañero y le dejarán? Pues qué suerte que creais que Ferrari todavía es un equipo justo, porque yo hace tiempo que lo estoy empezando a dudar, y no es que me apetezca dudar de Ferrai. Pero es lo que nos venden; que sea verdad o no, no lo sé. Pero insisto, es lo que nos venden: está claro que ya han elegido piloto para los próximos años, y venga quien venga sólo será un escudero.
Menos decir que Fernando merece un compañero mejor y menos vender humo. ¡Pero si va a pasar lo mismo si viene Webber o cualquier otro! Todos lo sabemos. Y paso de hacer el típico comentario sobre si vais a decir si ahora soy anti o -ista o lo que sea. Sólo es mi manera de ver las cosas. Yo sé perfectamente que le apoyo. Sólo que lo hago sin querer pisar a nadie más, sin comparaciones, sin proporcionarle escuderos.

Yo prefiero quedarme con esta imagen de camaradería. Y esperar que siga siendo así.