sábado, 24 de diciembre de 2011


FELICES FIESTAS A TODOS

martes, 20 de diciembre de 2011

Fuerza F y Watkins

A partir de ahora, también podeis leerme en F1 al Día, en un blog de opinión llamado Fuerza F.

Aquí tenéis algo para empezar: un homenaje al doctor de la F1, Sid Watkins, que se ha retirado de las pistas tras 30 años salvando vidas. Espero que os guste :-)

Fuerza F: Es bueno saber que estás ahí, profesor Watkins

sábado, 17 de diciembre de 2011

Se compra-venden almas


Ha sido la noticia que más ríos de tinta ha derramado en esta silly season que al final ha estado muy lejos de ser aburrida.

Jaime Alguersuari y Sebastian Buemi fuera de Toro Rosso, y, de momento, parece que fuera de la F1.

Les han utilizado. Como a tantos otros.

Jaime y Sebastian esperaban que tras su dura temporada se vieran recompensados con un asiento. Durante todo el año han competido por ser el primero del equipo, con la esperanza de que en 2012 siguieran conservando un asiento de cara a dar el salto al grande, Red Bull. Marko, conocido "cariñosamente" como el Comeniños, les presionaba, les prometía la gloria, el codiciado asiento en Red Bull. Les instaba, como un domador de circo, a hacer el truco más inpresionante del mundo. Hasta el otro día Jaime disfrutaba de sus vacaciones, recibiendo mensajes de su equipo con planes futuros... Y todo se ha roto.

Los dos pilotos, tras el shock inicial, han declarado que no pierden la esperanza en obtener un sitio, que han aprendido y crecido en estos años. Pero la realidad es que están fuera.

Dicen los responsables que no tienen por qué estar en Toro Rosso "aprendiendo", porque ya saben todo lo que hace falta. Claro, ¿por eso deben permanecer un año sin hacer nada, sabiendo que el asiento de Webber está ocupado por un año más? Lo has hecho muy bien, pero lo siento, ya te hemos utilizado. Que te vaya bien.

Sobre Red Bull a veces me da la impresión de que es mejor no hablar. Da la impresión de que los métodos de la escudería y su filial pueden ser incorrectos desde varios puntos de vista. Pero claro, valen para el negocio. Y eso es lo que cuenta.
Cuando pienso en la de noches sin dormir y en la de nervios que han pasado estos dos para que ahora les den la patada, más me convenzo de que al emporio de las bebidas energéticas le sobra de logros lo que le falta de humanidad. Quieren lo mejor de lo mejor, de eso no cabe duda. A toda costa.

Me vais a perdonar en querer ver la F1 como un deporte y no como una mafia donde se trata a los pilotos como a monedas de cambio. No aprendo,¿verdad? Insisto en ver la F1 como un deporte de atletas y de equipos que demuestran sus avances técnicos, cuando mi corta experiencia no hace sino demostrarme que es un negocio puro y duro. Ya el tiempo me demostrará lo equivocada que he estado en querer verla con el corazón y no con el frío sentido común, supongo. Pero de momento, esta es mi forma de ver las cosas.


El Comeniños trata a sus jóvenes pilotos como a ganado. ¿Ya están cebados? Pues me deshago de ellos y compro otros terneros que poder cebar. Y cuando aprendan todo lo necesario (es decir, cuando estén bien gorditos), los vuelvo a vender. No es mi problema si no tienen hueco en otro lugar. Duele que Marko, quien también fue piloto, parezca haberse olvidado de lo duro que es.

Y como suelo quedarme sin palabras cuando el corazón manda sobre el cerebro (ya se sabe que ahí es donde están las neuronas que nos permiten tener ideas y mostrarlas), suscribo todo lo que dice el maestro Orroe. Lo del látigo me ha encantado.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Intimo y Personal (extra)





Felipe Massa estuvo en De Frente com Gabi, un programa de entrevistas presentado por Marília Gabriela en el canal brasileño SBT y que lleva años entrevistando a gente importante de cualquier ámbito.El programa es considerado uno de los mejores programas de entrevistas del país, y su presentadora, la mejor del campo.

No hay secretos ni entretenimientos; la entrevista se realiza en una simple mesa de cristal, sin fondos chillones ni entretenimientos. Frente a frente.



En esta entrevista sin pelos en la lengua, Felipe ha abierto su corazón a todos sus fans. El piloto está cómodo, ríe y bromea mucho y no vacila ni a la hora de contestar las cosas más personales o peliagudas.

La última vez que Felipe estuvo en el programa fue en 2002 cuando empezo su carrera... y su relación sentimental. Ahora, tras 10 años de carrera y casi 5 de matrimonio, las cosas han cambiado mucho.

La primera pregunta es muy informal: qué ha sido de sus famosos calzoncillos de la suerte. Felipe sonríe y dice que los perdió tras su accidente porque los cortaron en el rescate. Ante la impresión de la entrevistadora al recordar el accidente, la primera reacción de Felipe es quitarle importancia: "¡No pasó nada, estoy aqui!", dice con una sonrisa, aunque luego no vacila a la hora de dar detalles. El dato es escalofriante: el impacto del infame muelle de casi 1 kilo, a 270km/h, fue como el tiro de un AK-47. La entrevistadora se muestra muy impresionada con su recuperación, al salir por su propio pie tras solo 9 dias en el hospital. Felipe dice que no vivió nada de su accidente, todo ocurrió demasiado rápido. Sin ningún reparo enseña su cicatriz y habla de su implante "de acrilico, con titanio en las juntas", que dice no le supone nada extraño.



Hablando de lo ocurrido aquel 25 de julio de 2009, es inevitable que salga el tema de su falta de rendimiento y de cómo sus compatriotas y campeones del mundo Fittipaldi y Piquet dicen que no es el mismo después del accidente (el segundo puede decirlo por experiencia, confesando que nunca fue el mismo despues del suyo). Felipe insiste en que no fue ese el problema, que sigue siendo el mismo de siempre. Después de todo, 2010 no fue tan malo, con una carrera casi ganada y muchos podios.

Ante la pregunta de cuál es el problema entonces, él responde que son muchas cosas, especialmente estar dos años sin un coche tan competitivo como los de 2006 a 2008. Felipe insiste en lo dificil que es tener un coche competitivo, y en el durisimo trabajo que es la construccion de un Fórmula Uno, especialmente la aerodinamica. Ve este último factor como el más duro e importante, declarando que los ingenieros llegan a trabajar las 24 horas del día en ella, y que se hace en todos los equipos. ¿Entonces, por qué unos equipos aciertan con la aerodinámica y otros no? Felipe, aunque entre risas, es contundente: "Porque lo hacen mejor".
Luego sale el tema de su contrato para 2012, que tiene claro será un año muy importante en su carrera y que está trabajando para que sera diferente: va a volver a ganar, a volver al campeonato. Siempre hay presion, siempre la ha tenido, sobre todo en un equipo como Ferrari, donde prácticamente estás obligado a ganar. Hace una comparación futbolística, diciendo que la prensa siempre critica duramente a una selección por quedar 3ª o 4ª en el mundial. También insiste en que algo así depende muchísimo del coche, y que eso es algo que saben en Ferrari.



Es inevitable que hablando del equipo salga a relucir su relación con Fernando. Felipe lo tiene muy claro: muy buena, los dos trabajan mucho juntos, a cada minuto prácticamente están comparando datos del coche y discuten mucho (en el buen sentido) en los briefings. Dentro de la pista cada uno quiere lo mejor para sí mismo, por supuesto. Cuando le preguntan si son amigos, lo tiene claro: para salir o ir a cenar fuera de las pistas, están Rubens y Michael (Schumacher).

Sobre las polémicas órdenes de equipo que tan de cerca le tocaron el año pasado, habla sin pelos en la lengua, refiriéndose a cómo en 2007 dejó ganar a Kimi Raikkonen en Brasil, y por eso pudo ser proclamado campeón, sólo con un punto de diferencia sobre Hamilton. Y al año siguiente, en China, Kimi le dio la posicion, porque luchaba por el campeonato. Insiste en que no es algo que esté mal, ni nada que esté en el contrato, sino que consiste en ser profesional. Concluye respondiendo que Fernando no ha tenido la oportunidad de hacer eso por él.

Al referirse a su emotiva fiesta de homenaje tras 100 carreras con Ferrari, Felipe es preguntado por cómo era hace esas 100 carreras: "Tenía más pelo". Luego, en serio, declara que ha cambiado poco, pero que el tiempo le ha dado experiencia. Por aquel entonces se sentía muy seguro de ser campeón, y todavía hoy lo está. Sin poder evitarlo, el tema llega hasta ese campeonato perdido en 2008 y sus lágrimas al salir del coche. Parece perderse al recordarlo, recordando que fue impresionante lo que pasó, el hecho de ser campeon del mundo en Brasil, el hecho de que no dependía de el porque después de todo ganó la carrera.

Sale un tema que es casi un clásico: lo del autógrafo de Senna y de cómo al negárselo se hizo fan de Piquet. Felipe dice que de niñó era un gran fan de Senna y que se lo encontro una vez, fuera de la pista, acompañado de una chica... y al pedirle un autógrafo, no se lo dio. Felipe declara que la infancia es algo demasiado valioso, y que recordando lo que sintó ese día, nunca le negará un autógrafo a ningun niño.


Sale a la luz otro tema polémico que rodea a Felipe en estos últimos tiempos: sus encontronazos con Hamilton. Felipe declara que siempre quiso hablar con él sobre el tema, pero que Hamilton no parecía estar por la labor. En una salita donde estaban todos reunidos tras la carrera, le llamó y Hamilton no le hizo ni caso; por eso se enfadó muchísimo, perdió la cabeza y le increpó delante de las cámaras. No se avergüenza de haberlo hecho, incluso repite el gesto en medio de la entrevista. Fue motivado por el enfado y la frustración del momento. Todo ese tiempo en que hubo más encontronazos, esperaba que fuera a hablar con él, y nunca lo hizo... hasta que en la entrevista de después del campeonato, con toda la prensa delante, se acercó a darle un abrazo.



El siguiente tema trata sobre su gran amigo Rubens y su posible retirada. Felipe dice que nunca lo declaró delante de las cámaras, sino que primero se lo dijo a él, y luego ya a la prensa. Entristecido, opina que no es justo que continúe su carrera pagando, porque no se lo merece, tras una carrera profesional como la que ha tenido. Cualquier profesion es complicada, y la de piloto es corta, de ahi lo que dice de Rubens, al que ya en sus 40, se hace muy duro seguir sin ayudas y no es justo pagar por un asiento.

¿Ya sabe Felipe a qué equipo ir despues de Ferrari? El brasileño confiesa que algunos ya se han ofrecido en el pasado y que está seguro de que le permitirán seguir, ya sea en Ferrari o en otro equipo.

Dice que nunca ha habido otro como Senna respecto a velocidad. Pasando a Shumacher, opina que no ha hecho muy bien al volver, porque ha tenido más que perder que ganar. Dice que tras 3 años, volver se hace muy duro, que se fue en un momento perfecto, tras siete campeonatos y una carrera profesional perfecta; que podría haber hecho tantas cosas, lo que quisiera. Es inevitable que salga el tema de los años, y dice que con la edad, cosas como los reflejos, esfuerzo fisico... se comprometen, y que para conducir bien hay que estar perfecto. Él tampoco sabe qué hará cuando se retire, aunque tiene algunas ideas, como el campeonato del Racing Festival, que organizó para ayudar a los que comienzan en las carreras, o el Desafio Das Estrelas (que empezó como un "juego" y al que ahora le pone muchísima ilusión).

Para terminar con lo profesional, Felipe insiste en que lo suyo no ha sido problema de velocidad sino de constancia, ya fuera por errores propios o por cosas que no dependían de él... si se puede considerar la suerte. ¿Cree en la suerte? Bueno, dice que tras haber perdido sus famosos calzoncillos lo intentó con otros... Hablando de la superstición, confiesa que tiene algunas manías, como entrar siempre al cockpit con el pie derecho o incluso al salir de la cama. Sobre sus famosos y ya perdidos calzoncillos, bromea diciendo que "no es que me ayudasen a ganar, pero cuando los llevaba, ganaba, así que, ¿para qué llevar otros?"



Entrando de nuevo en lo personal, habla del hecho de ser padre, y dice que adora pasar el poco tiempo libre que tiene con su hijo: "es increible verlos crecer, aprender, o cuando empiezan a hablar". Dice que Felipinho adora las motos y que siempre está jugando con una (curiosamente él empezó de niño no con el karting, sino con las motos). Sobre la paternidad, hace una comparación con el padre de una modelo que vaya a ser miss y la tremenda presión a la que se ve sometida por parte de su progenitor. Por suerte, dice, él no ha sufrido ese tipo de presiones.

Se considera muy feliz en su vida de casado, y no echa de menos para nada la solteria. Rafaella le apoya muchísimo, aunque por supuesto tiene miedo de lo que le pueda pasar, y despues del accidente mucho más; confiesa que ella nunca ha sido muy fan de las carreras, pero que le apoya pase lo que pase.



Ya hablando de lo profesional, Felipe considera que es un momento dificil para los pilotos brasileños, no hay uno en cada categoria como antes, ni tienen tanto éxito. Ya no es tan fácil que salgan del karting hacia otras categorias y considera que no es un problema de falta de pilotos sino de falta de impulso fuera de Brasil. Considera que el talento es algo que se ve desde que se es niño, y que no es algo común de encontrar. El talento para él lo es todo, y a partir de ese talento, se tiene que trabajar duro para alcanzar lo que se quiera.



Felipe cuenta que en casa suele jugar via Internet con otros pilotos brasileños en un simulador online, y que tienen hasta un canal de chat propio donde intercambian impresiones. Cuando le preguntan si realmente pasa tanto tiempo en ese simulador, dice que Rubens se pasa cinco horas al día...

Para terminar, en una batería de preguntas-respuestas, Felipe declara que su circuito favorito es Spa, y la mejor carrera de su vida, la de Brasil 2006. Le es imposible elegir un mejor amigo porque tiene varios, y su mayor miedo es que su hijo sufra un accidente; él, muy convencido, declara no tiene ni ha tenido nunca miedo a morir en la pista. Si tiene que elegir a un ídolo fuera del deporte, no duda: "mi padre". La familia es para él lo principal, y el ser padre es algo imposible de describir, algo que nunca imaginó que fuera tan bueno. Para él, la ambición es lo principal, y si tuviera que describirse en una palabra, diría que es honesto... "quizá demasiado honesto", ríe, tomándolo como un defecto, "aunque tengo varios"...

La entrevista concluye, y tras una cariñosa despedida, Gabi declara que desea volver a entrevistarle pronto... "Y espero que, la próxima vez, como campeón".



Los que no tengáis miedo del idioma, podeis ver el video un post más abajo si aún no lo habeis hecho :-)


* ¡lo del autografo es imposible que sea una leyenda urbana si el mismo lo ha dicho!



lunes, 12 de diciembre de 2011

Íntimo y Personal



Una entrevista muy personal y sincera.

Felipe habla de su accidente, de sus dos últimos y duros años en Ferrari... Y recomendada igualmente para amantes de lo morboso: su relación con Alonso, las trifulcas con Hamilton, las órdenes de equipo, lo que supuso ganar y perder el mundial en el mismo minuto... todo sin pelos en la lengua.

Me ha gustado mucho. MUY recomendada.

Cuando saque un rato, haré un resumen.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Sobrenomes




Estos días se ha hablado mucho de Renault, el futuro Lotus, y de como al final los pilotos "que pagaban por su asiento" no han conseguido conservarlo.

No me meto a analizar el tema de Petrov (después de todo, por dinero y patrocinadores están TODOS, hasta cierto punto...) sino el de Bruno, al que muchos meten en ese saco de "paga-asientos" Hacía tiempo que quería escribir sobre el tema y ahora tengo una buena excusa. Muchos opinan que Bruno Senna se está aprovechando del apellido de su tío y que debería llevar el Lalli de su padre.

Pues no.

En países lusófonos, como Portugal y Brasil, el apellido de la madre va delante cuando se tiene descendencia. Ayrton nació Senna Da Silva, Senna por su madre, Neyde Senna, Da Silva por su padre, Milton Da Silva. De hecho, Ayrton en un principio iba a usar el Da Silva de su padre para su carrera profesional, pero le dijeron que alguien apellidado así no iba a llegar muy lejos (¿¿??) y usó el de su madre, que además "corresponde" por ley.

Entonces, teniendo en cuenta todo esto, sus hermanos, Leonardo y Viviane, llevan el apellido Senna. Viviane se casó con Flávio Lalli y tuvieron a Bruno y Bianca, que por todo lo que hemos dicho antes, llevan el Senna delante del Lalli.

Los que insisten en que aprovecha el tirón del apellido dicen que podría cambiárselo porque después de todo lo del orden de los apellidos en Brasil no es tan importante y se puede elegir.

Pues bien, puede ser, pero que Bruno quiera de paso hacerle un homenaje a su tío usando un casco similar y dejándose el Senna y no Lalli (que no tendría por qué porque Lalli es el SEGUNDO apellido por mucho que se pueda cambiar), no se le puede reprochar: todos lo haríamos por aquel que nos enseñó lo que sabemos y nos apoyó para perseguir nuestro sueño.

No es culpa de Bruno que el que es su apellido por ley ponga el símbolo del dolar en los ojos de equipos y directivos.

jueves, 8 de diciembre de 2011

La magia de las notas

La falta de inspiración para escribir que estoy teniendo últimamente me está impidiendo plasmar mis emociones tras el segundo y lloroso visionado a esa obra maestra que es el documental Senna.

Esperando a que la caprichosa inspiración regrese, usaré un as que tengo en la manga. Y es que a veces en una pieza musical hay más emoción que en cincuenta mil palabras.

Desde que las encontré, no he podido parar de escucharlas. Son pura magia.



















jueves, 1 de diciembre de 2011

Lesiones psíquicas

Fuente:ElConfidencial

¿EN QUÉ MEDIDA HA INFLUIDO AL BRASILEÑO EL IMPACTO QUE SUFRIÓ EN 2009?
Alonso pinta la cara de 'rojo Ferrari' a un Massa que no ha vuelto desde su accidente


Víctor García -

Alonso pinta la cara de 'rojo Ferrari' a un Massa que no ha vuelto desde su accidente

Felipe Massa y Fernando Alonso en Monza.

Este 2011, la diferencia entre Fernando Alonso y Felipe Massa ha sido abismal. El brasileño ha sacado menos de la mitad de los puntos del español y sólo en dos carreras le ha ganado en la pista, las mismas veces que en la Q3. Dos excepciones que no han evitado ver al peor Massa de siempre en Ferrari. El asturiano, además de los colores, le ha sacado más de 30 segundos en cada carrera de media y 3 décimas en calificación. Fernando Alonso ha pedido para 2012 que su bólido sea 5 décimas más rápido para poder competir con Red Bull… Massa tendrá que encargar uno de 8. Nadie se explica el pobre rendimiento de un piloto que antes de su accidente de 2009 en Hungría luchaba cada domingo por la victoria.

Massa siempre ha 'volado' con Ferrari en Interlagos. Está en su casa, compite ante su público y es una pista donde tradicionalmente se ha adaptado muy bien. De las cinco veces que ha corrido con un Ferrari ha ganado dos y ha hecho un segundo puesto. Casualmente, todas fueron antes de su percance en Hungaroring.

El brasileño fichó por Ferrari en 2006, después de conducir tres años para Sauber. Desde entonces ha sumado 32 podios de los cuales 11 fueron victorias. Todos estos logros, salvo dos segundos puestos y tres terceros, han sucedido también antes de su impacto con el muelle que salió disparado del vehículo de Rubens Barrichello.

Desde 1992 nadie lo hizo tan mal

Este año, el número dos de Ferrari, ha logrado igualar la marca de Ivan Capelli en 1992, cuando no subió a ningún podio en 14 carreras (las últimas dos fue sustituido por Nicola Larini). Este récord negativo llega el día que celebró 100 carreras con Ferrari y 10 años en la Fórmula 1. Alonso, por su parte, ha logrado 10 podios, entre ellos una victoria, con el mismo monoplaza. Además, el español ha calificado 6,3 segundos más rápido que el brasileño en el total del año y le ha 'metido' 7 minutos y medio entre todas las carreras en las que ambos han finalizado (sin haber sido doblado alguno de ellos).

¿Qué le pasa a Felipe Massa? ¿Dónde está ese subcampeón del mundo que puso en apuros al gran Lewis Hamilton de 2008? Los datos señalan que hay un antes y un después tras el golpe recibido durante aquella Q2 en Hungaroring de 2009.

Kaká, Jalabert, María José Rienda… ¿Massa?

Un episodio común entre los deportistas de élite es que, posteriormente a una lesión, el rendimiento sea diferente. En el mundo del fútbol uno de los ejemplos más recientes es el de Kaká. El brasileño no ha recuperado el juego por el que ganó el Balón de Oro de 2007 desde que sufrió una lesión de rodilla. Los laterales Luis Filipe y Manuel Pablo tuvieron que abandonar durante casi un año el césped por romperse tibia y peroné y a su regreso no han vuelto a brillar de igual manera. Álvaro Benito decidió dejar el fútbol porque unos años después de su lesión de rodilla no había recuperado su nivel.

En otros deportes también hay casos cercanos como el de María José Rienda. La esquiadora granadina era una de las promesas mundiales hasta la rotura del cruzado anterior de su rodilla izquierda. No volvió a ser tan veloz. Alguien que también abandonó la velocidad fue Jalabert tras una caída en el Tour de Francia. Dejó el sprint para entrenar el fondo y hacerse escalador. Massa es otro ejemplo.

Y es que no es sencillo superar el trauma que significa una lesión. En el deporte de élite es necesario que el atleta esté físicamente al 100% y mentalmente también. Antes de su lesión, Kaká no pensaba cuando realizaba un giro sobre sí mismo, lo hacía sin más. Ahora, cuando el cerebro manda la orden del movimiento a la pierna, pone en alerta inconscientemente a su articulación. En cada rehabilitación de un deportista no sólo se trata de devolver la masa muscular y el giro articular, además, se realizan ejercicios de propiocepción para recuperar los reflejos.

Una lesión, un deportista precavido

Una buena parte de los deportistas que salen de una lesión grave suelen ser atletas más precavidos. Distinta reacción se tiene a 'enfermedades' más complicadas que no tienen nada que ver a los músculos o huesos, como el cáncer que tuvo Lance Armstrong y que le volvió un ciclista más fuerte mentalmente.

Son ejemplos de cómo una lesión ha marcado la carrera profesional de un deportista y, quizás, una explicación al estado de forma de Felipe Massa. El brasileño tiene ahora un par de meses por delante para reflexionar y tratar de volver a ser el de antes, algo en lo que también debe trabajar Robert Kubica. 2012 dirá si Massa está en condiciones de seguir conduciendo un Ferrari o debe aspirar a cotas menores, como el futbolista que ya no está para competir en Primera y debe bajar de categoría.



Nada que añadir.
Por eso existe una sutil diferencia entre "paquete de mierda" y "no es el de antes": lo segundo ni le falta al respeto ni se puede negar.
Más me ha gustado un comentario que han dejado y que habla de "lesión psíquica".
Imagino que en su entorno se habrán encargado hace tiempo de este problema, si es que lo es, porque no se puede afirmar nada que solo se deduce. Esperemos, por supuesto, que lo vea como un problema. Porque reconocer un problema es la única manera de solucionarlo.
En una entrevista concedida hace poco en una TV brasileña, Felipe dijo que si hay algo que hizo el accidente fue convencerlo de que todavía tiene mucho que dar.
Está en sus manos.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Vuelve






Parece que se ha confirmado que vuelve Kimi Raikkonen... pero con Lotus Renault

Siempre me cayó muy bien Kimi; fue de los primeros pilotos en quien puse los ojos (hombre, soy de carne, y el muchacho guapo es, pero guapo de estantería). De los que siempre hacían grandes carreras, carismático sin pretender serlo, tan a su aire que resulta admirable. Objetivo de todas las parodias, capaz de ser perdonado de su falta de rendimiento si luego se come un helado. Pocos me van a creer si digo que iba más con él que con Felipe hasta que llegó el fin de 2008.


¡Reconozcámoslo! ¡Es uno de esos pilotos sin los que no podemos estar!

Bienvenido de vuelta.

martes, 29 de noviembre de 2011

Finiquitado







Y se acabó el año.

La carrera no ha tenido en sí mucha sustancia, con lo que en este post me temo que hablaré más de las cosas que han ocurrido antes y después, y sobre todo entre bastidores. Porque este fin de semana me van a disculpar, pero se me ha puesto una alegría en el cuerpo al ver ciertas imágenes. Y es que aunque el mundial se haya sentenciado hace tiempo, el último GP siempre es especial. Añadiendo ciertas cosas que han pasado concretamente en este.




Por si no quedaba claro dónde era la carrera.


Primero, el GP.

Que ha ganado un Red Bull... pero el de Webber. Tras un posible aunque poco probable problema de Vettel con la segunda marcha.

"¡Echaba de menos la vista desde aquí arriba! ¡La calva de Horner se ve más brillante!"


Tsk. No pretendo que corra la sangre... Pero a mí lo de la caja de cambios me ha sonado a cuento. Lo siento, pero me vino a la cabeza lo de aquel famoso motor que estaba fallando y de repente no solo se arregló milagrosamente sino que Vettel obtuvo un gran resultado.

Y que nadie me entienda mal. No pretendo juzgarles como técnicos, como equipo o como profesionales. Y a los pilotos, menos, jamás voy a cuestionar su talento y menos el de semejante criatura salida de la mano de Newey. Pero en el equipo, a veces parece que los mandamases son los reyes del despiste, del invento y la polémica, del criticar a los demás cosas que ellos mismos hacen. Los hechos hablan por sí solos, el resto solo son conjeturas. Incluyendo las mías, y espero que sean vistas como eso: conjeturas.


Saliendo de las polémicas para ir a lo que importa, no fue una carrera espectacular, exceptuando un. Pero ya había muy poco que vender, exceptuando el subcampeonato esa cosa que se han inventado y que solo importa según le parezca a la gente, porque seamos, sinceros, ¿desde cuándo se aprecia el ser segundo? que aunque no era imposible si se antojaba muy complicado. Al final, Fernando perdió hasta el podio, porque el Ferrari volvió a dar muestras de esa bipolaridad que lleva luciendo todo el año: ahora te adelanto, ahora de repente las ruedas no responden. Y era imposible vencer a este espectacular Button.

En Red Bull se conformaron con el tercer puesto para Webber porque todos sabemos que el resto del año les ha importado un bledo donde quedase, hasta cuando Vettel ya tenía el campeonato no solo en el bolsillo sino enmarcado en su casa, y finalmente Button se hizo con el segundo.






Barrichello con sus peques mientras Silvana, su mujer, tiene muy claro quién va a ganar la carrera (aunque al final no acertara)


Vale la pena perseguir a Heikki con una cámara. Puede estar haciendo cosas como ésta.


Felipe celebró 10 años en la F1, incluyendo tres en Sauber, uno solo de test y uno que pudo haber sido y no fue, y 100 GP con Ferrari. 100 GP, un número redondo y genial para empezar de nuevo, en todos los sentidos, con el 101 el año que viene.


¡Un gran trabajo ese mini casquito!



A Fernando se le cae la baba con el pequeFelipe. Cualquier comentario al respecto acabará conmigo soltando un enorme AAAAAAAAAW.



Y hablando de Felipe, bien está lo que bien acaba, y toda rencilla se ha acabado con este abrazo.



Hamilton se acercó al box dispuesto a zanjarlo todo. Ha sido un año duro para ambos, y solo podemos desearles lo mejor de cara al año que viene. Mucha suerte.

Que por cierto, otro posible pique no ocurrió porque la caja de cambios de Hamilton dijo basta. Aunque quiero creer que no hubiera ocurrido de todas maneras.




Ruedas pegajosas: descripción gráfica





Y se acabó. Ahora toca descansar, reponer fuerzas, meditar... y la silly season... Espera, ¿pero no empezó junto con el campeonato este año?

A ver si me animo con una crónica de temporada.





PD- ¡Qué raro! Noe no se ha quejado de la gente que se queja de Felipe y que repite cien veces que el único record que ha tenido este año es el de primer piloto sin podios en 30 años...
¿Por qué?
Fácil.
Ya me he cansado de protestar.

lunes, 28 de noviembre de 2011

¡Feliz cumpleaños!



38 añitos (todo hay que decirlo, muy bien llevados), 10 al lado de Felipe y esperando que sean muchos más, tanto dentro como fuera de Ferrari.

Adoro a este hombre, punto.

¡Feliz cumpleaños, Rob!



No me he olvidado de la crónica, pero me va a quedar algo grande, y eso que apenas pasó nada en la carrera XD Así que se queda a medias hasta mañana...

domingo, 20 de noviembre de 2011

Brasil, meu Brasil brasileiro


El trofeo de este año es PRECIOSO.

Y se acaba el año...


Ojalá cierta personita pueda lucir este trofeo.
Un doblete sería aún mejor. Sería mágico.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Una victoria muy dulce





Hamilton se lo merecía. Apagado, desquiciado, triste, extraño; faltan calificativos para describir al Hamilton de las últimas carreras. Por fin el inglés ha tenido la oportunidad de brillar con luz propia, y lo ha hecho con creces.



Posiblemente el prematuro abandono de Vettel nos "libró" de una carrera en donde se luchaba solo por la segunda posición hacia atrás... o de una preciosa lucha por la victoria de Hamilton con el alemán. ¿Quién sabe? Ganas no le faltaban. Vettel cometió un error (no fue el único este fin de semana en donde las pasadas de frenada pasaron factura) y su rueda pagó las consecuencias; fue imposible reemprender la carrera tras el paso por boxes. Y Vettel se vio obligado a ver el resto de la carrera (que era prácticamente toda la carrera) desde el muro (para mí los mimos sobraban un poco, pero no opino).




"Seb, que esto no tiene arreglo, anda, sal del coche..."
"Que no quiero"


Fernando, tras haber tenido la mejor salida del año y una de las mejores de su vida, consiguió por fin el trofeo que faltaba en su colección de triunfos. Ahora ya puede lucir Abu Dabi junto a los otros.


"¡Raqueeee, vete haciendo sitio en el Mueble Prohibido de los Trofeos!"


Y Button, sorpresa, arrebató el podio a Webber en la última vuelta, cuando el australiano tuvo que entrar a poner duras. Una estrategia un poquito surrealista. El australiano todavía debe estar preguntándose en qué estaban pensando... Aunque... ¿sorprende a alguien? A mí no.

La falta de podio cuando era posible me dejó un sabor agridulce, pero esa lucha con Webber me hizo disfrutar como hacía mucho de ese piloto que nunca daré por perdido, Felipe. No hizo una mala carrera, aunque sus resultados siempre queden en entredicho a nivel global. Aguantó a Webber, aunque por culpa de esta preciosa lucha Button quedó demasiado lejos para poder adelantarle y hacerse con un cuarto, quién sabe si tercer puesto. Sólo un inoportuno trompo le dejó demasiado lejos, pero aún así se las arregló para no perder posición. Yo esta vez no le vi "dormirse", no vi "desconectarse" esa neurona que hacía que fuera apagándose cual luz. Bien hecho, nene. Hamilton ya ha tenido su consuelo. Ahora te toca a ti.

Y para terminar, los doblados volvieron a darnos espectáculo, especialmente Maldonado y Jaime, luchando por adelantarse... e impidiendoselo a Webber y Felipe.



"Pastor, te apuesto mil euros a que no eres capaz de pelear delante de este cuando estés doblado"
"Rubinho, tío, tampoco te pases..."
"ACEPTO"

Los doblados tienen su propia carrera, y tiene que ponerte los nervios de punta estar en tu carrera y al mismo tiempo intentando no estropear la de los demás... así que soy incapaz de buscar un culpable en esto. Ambos fueron penalizados, pero sus puestos no sufrieron cambios. El caso es que en Abu Dabi hubo epidemia de ignorar banderas azules y Maldonado, desquiciado, no tuvo un buen fin de semana... ¿Serán nervios por la supuesta llegada de Kimi, o casualidad? Nervios aparte, no todo fue malo para Williams: Barrichello, saliendo ultimo, protagonizó una espectacular remontada aunque al final no logró entrar a puntos, y el propio Maldonado no está precisamente descontento con el rendimiento del coche. Poco a poco.



"¿Qué, crees que podrás ganar una carrera lo que queda de año con tu Ferrari?"
"¿Podrás hacer un podio con el HRT?"
"... Eres cruel"






PD- opino que en el previo sobraba el morbo gratuito de la (inexistente) "enemistad" Hamilton-Massa. Pero bueno, el morbo vende, y yo solo soy una minoría.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Y los sueños, sueños son...



Antes que nada, pido perdón por si alguien ha podido resultar herido o humillado, pero no puedo controlar a mi cerebro en su fase REM (si ni puedo cuando estoy despierta, cuanto más)...

La verdad es que puedo contar con los dedos de la mano las veces que he soñado con la F1 en casi cinco años de "enfermedad", y curiosamente, casi nunca son sueños "buenos". Desde un desenlace fatal en esos últimos días de julio de 2009 que me hizo despertarme lloriqueando, hasta un delirante secuestro de todos los pilotos y equipos perpetrado por terroristas islámicos, en no se qué circuito desértico... Claro que no todo son desgracias, una vez hasta soñé que conocía a mis niños de rosso y me hacía una foto con ellos, uno por cada lado. Todavía recuerdo el calorcillo de sus cazadoras de Ferrari. No me despierten :-)

Pero lo de anoche...

Recordaba más detalles apenas despertarme, pero como suele ocurrir con los sueños, estos se van desvaneciendo a medida que pasa la mañana. Ahora solo tengo flashes. Lugares, personas y secuencias que se mezclan, y la clásica locura onírica en que a ratos lo ves desde fuera, a ratos estás en el lugar de los hechos...

El caso es que había un paddock, no sé de qué circuito. Un periodista que juraría que era Jacobo Vega (pero no estoy nada segura, la verdad, porque en mis sueños la gente tiene como cinco o seis identidades a la vez) le iba a hacer una entrevista doble a mis niños de rosso. Todo iba muy bien hasta que se hizo no se qué pregunta, y un comentario gracioso y sin mala intención. No recuerdo cuál exactamente pero sí la semántica que había detrás... Algo sobre pilotos nº1 y nº2, sobre órdenes de equipo, sobre escuderos de brillante armadura o no tan brillante... Vamos, que se va a armar. Y se armó.

Depende de a qué neurona le pregunte, me sale:

que Felipe atacaba a Jacobo y Fernando le intentaba agarrar en el clásico momento "¡Felipe, que te pierdes, piensa en tu tensión!"
que Felipe atacaba a Fernando. No sé si alguien intentó frenarle. Dios...

Y luego, mientras salían titulares de todo tipo y los periódicos se estremecían de gusto con sus exclusivas e inventos, se descubrió que en realidad Fernando fue el único que atacó. ¡Lo que no sé a quién, si a Jacobo o a Felipe!

Recuerdo hasta haber leído la transcripción de la entrevista, lo que ponía, qué provocó tal ataque de ira... pero se desvaneció en cuanto abrí los ojos esta mañana.

Luego, lo siguiente que recuerdo es una visita al muro de Ferrari. Todo eran caras desconocidas. Recuerdo que me volví loca diciendo "¿Y Rob? ¿Dónde está Rob? Ah, míralo ahí, pero, ¿por qué no está en su sitio?"...

Todo esto, con narración de Antonio Lobato incluída, explicando esos cambios.

Y Andrea Stella tenía estos pelos.



Hasta Lobato se descojonaba.

Creo que le dedico demasiado tiempo a la F1...

sábado, 5 de noviembre de 2011

Lo que importa está dentro del equipo


http://www.totalrace.com.br/site/entrevista/2011/11/exclusivo-nao-destrui-a-confianca-de-massa-diz-alonso



Exclusivo: “Não destruí a confiança de Massa”, diz Alonso

Alonso comemora seu nono pódio no ano, na Índia
Alonso comemora seu nono pódio no ano, na Índia
Crédito da foto: Divulgação/Ferrari


Espanhol elogia o companheiro, garante ignorar o risco de acidente quando está na pista e aprova novos circuitos

Enquanto o paddock fervia com troca de experiências sobre o país que estreava no calendário da Fórmula 1, a reportagem do TotalRace se dirigia ao HC da Ferrari, às 15h30, horário de Nova Delhi, Índia, na quinta-feira, dia 27 de outubro, para uma entrevista especial.

Em uma sala do segundo andar, uma mesa e três cadeiras vazias. A espera durou dois minutos, no máximo, até a chegada do entrevistado: Fernando Alonso. O bicampeão do mundo tem uma postura particular em entrevistas exclusivas. Dificilmente olha nos olhos do entrevistador. Desvia o olhar para a mesa, foca o celular, o gravador, seja qual for o objeto sobre ela. Se parece distraído, suas respostas mostram o contrário – Alonso é um dos mais lúcidos do paddock e suas palavras, sempre escolhidas a dedo, demonstram enorme capacidade de reflexão.

Em alguns momentos, enquanto uma pergunta é formulada, o espanhol mira o jornalista com olhar fulminante. Um olhar capaz de minar a confiança do “adversário”, algo que Alonso sabe como poucos. Mas seria essa sua principal característica? Destruir a confiança dos companheiros de equipe. Em relação ao brasileiro Felipe Massa, Alonso discorda.

“Não penso que a confiança de Felipe esteja destruída. Penso que ele é sempre o mesmo piloto fortíssimo. Vimos isso claramente nas últimas seis corridas, quando ele largou em quatro oportunidades à minha frente (na Índia, Alonso largou à frente de Massa). Estamos muito próximos se avaliarmos as classificações.”

O desfecho da resposta de Alonso tornava necessária a réplica: mas e em ritmo de corrida? “Em corrida eu não sei. Seguramente quando o carro não é muito rápido, não é veloz, é muito difícil fazer uma boa performance ou coisas boas. Tenho muito respeito por Felipe e o vejo como um dos melhores pilotos do mundo. Estou certo que, se tudo der certo e tivermos um carro competitivo no próximo ano desde o começo, ele é um dos favoritos a vencer em todas as corridas.”

As recentes mortes de Dan Wheldon, na Fórmula Indy, e de Marco Simoncelli, na MotoGP, aqueceram a discussão sobre a segurança nas pistas. Alonso, um dos líderes dos pilotos da F-1, tem opiniões bastante claras, e garante que risca de seus pensamentos o perigo ao qual está sujeito.

“Removo completamente (o risco). Não penso jamais no risco ou na possibilidade de haver um incidente quando estou em um carro. Está fora de todos os meus pensamentos. Mas é certo que em momentos difíceis como este no esporte a motor, você se recorda que é um esporte perigoso e que, em velocidade acima de 300 km/h, se tiver um problema está arriscando a vida. Mas a paixão por carros e pela velocidade é tão grande que te faz esquecer tudo toda vez que fecha a viseira.”

Na Itália, país da escuderia por onde pilota, a discussão atingiu o ponto de questionar-se corridas deveriam ou não serem feitas.

“Penso que não seria justo (abolir as provas). Há tantas coisas no mundo que podem melhorar. Temos que aprender com os erros e com as coisas que não vão bem, para melhorar a segurança que é o mais importante. Isso é um espetáculo que acontece a cada dois domingos para fazer esporte e as pessoas felizes em casa. Isso é um show em geral. Mais ou menos arriscado que outros shows. Estou certo que é menos arriscado que o cinema, quando se faz um filme. Mas no fim estamos nós livres para escolher o que queremos fazer. O que queremos fazer é competir com carros. Abolir é um pouco demais. Mas melhorar é sempre necessário.”

Em Delhi, na Índia, mais uma obra de Hermann Tilke ganhou vida. O circuito do alemão foi elogiado, mas a reputação do arquiteto não é das melhores. Muitos o condenam de realizar pistas chatas que proporcionam pouca emoção. São frequentes os argumentos de que autódromos tradicionais, como Spa, Suzuka e Interlagos são mais desafiadores, ainda que menos seguros. Na balança entre moderno e clássico, seguro e ousado, Alonso opta pelo caminho atual.

“Prefiro os circuitos novos. Chatos ou não é difícil dizer. Penso que, sobretudo este ano com as novas regras, vimos muitas ultrapassagens que ninguém esperava. Não acho que seja um problema do circuito em serem chatos ou não. Não acho que os circuitos tradicionais são mais divertidos. Talvez sejam mais belos para guiar, porque temos curvas interessantes. Os novos podem parecer uma cópia dos anteriores. Mas penso que as pessoas devem gostar de todos os circuitos porque o show é sempre o máximo.”



Nada que añadir :-)

Disculpen que esté en portugués, pero creo que se entiende muy bien.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Un camino


Ayer, el insistente rumor de Rosberg llegando a Ferrari más pronto que tarde provocó una enorme proliferación de tweets por mi parte y la de los que me leían. Como siempre, no me puedo resistir a reflexionar sobre ello.

La gente me lo dice mucho: Noe, no te lo tomes tan a pecho todo. Cuánta razón tienen.

Doy la impresión de que pronto traspasaré la barrera hacia el forofismo puro. No se trata de eso. De hecho, como fan, la perspectiva de verle empezar de cero en otro sitio es muy emocionante. Pero antes, siento que le debe algo a Ferrari, y que Ferrari se lo debe a él, como dije ayer. Lo que frustra es que esperes mucho y acabe con un año como este, ese eterno querer sin poder...

Lo primero que se saca a relucir es la eterna pregunta:"¿Por qué, si tienen el mismo coche, hay tanta diferencia?" Sin meterme a despotricar contra las comparaciones, que siempre me parecerán odiosas, no es una pregunta que se responda con facilidad: incluso si de técnica entiendo poco y he dicho muchas veces que soy más de mecánica de pilotos que de coches, está claro que hay demasiados factores en juego (quizá podemos aplicar la misma lógica a Red Bull, pero no es el momento). Un mismo coche puede llegar a ser totalmente distinto en manos de dos pilotos distintos, y más un coche con tantas carencias como es el Ferrari de este año. No hace falta irse muy lejos: en 2009, Kimi intentaba hacer podios con un coche que Fisichella no lograba meter en los puntos."El piloto no se hace al coche" es, quizá, más correcto que el directo y más hiriente "es un paquete". El propio Rob Smedley no paraba de repetir que el coche de 2009 era muy difícil y que sus pilotos tenían un enorme mérito. En ese momento era subcampeón del mundo y llevaba el equipo sobre sus hombros de la misma forma que ahora lo hace Fernando. Y entonces todo se torció en esa nefasta Q2.

Una de las personas con las que hablé ayer comparte conmigo cierto cariño por Felipe, más veterano, además, hasta le damos caña si hay que dársela (él más que yo, ¡lo reconozco! XD), y una de las cosas que se sacó en claro fue que posiblemente el principal problema de Felipe es que no se ha adaptado a los grandes cambios que se han producido a su alrededor. No puedo sino estar de acuerdo. Ambos opinamos que Felipe ha llevado en silencio el peso del accidente, y lo que más me convence es que el propio Felipe lo niegue. A la defensiva, se excusa en una entrevista: "¿Quién dice eso? ¿Dónde están?" Me entraron ganas de levantar la mano tímidamente...

Si alguien que lleva las carreras en sus venas admite que tiene la más leve secuela psicológica, no se vuelve a subir al coche. Pero el principal problema en este tipo de casos es que, a veces, el que ha pasado por algo así no se da cuenta. Por eso hay que negarlo y tratar de seguir adelante... aunque algo muy dentro de ti te proteja. Quizás ahí está todo. O quizás no. Sólo lo saben él y su entorno. O, quizás, sólo él. Ya he dicho muchas veces que un accidente así lleva, como mínimo, dos años para una recuperación completa (y puesto que ya he hablado de ello, no voy a entrar en más detalles esta vez): si esto se cumple en el caso de Felipe, quizás volvió demasiado pronto y se encontró con que ya nada era como antes. El lugar donde está tampoco es el mejor de los lugares para pedirle a la gente otra oportunidad: todos los ojos están fijos en cada uno de tus movimientos, y el juicio sale solo, fácil y precipitado.

Muchos me dicen que la F1 no perdona, ni espera a nadie, porque se mueve a una velocidad frenética y mueve millones y millones. Eso es algo que sé perfectamente, pero saber algo no implica que deba gustarme, ni aceptarlo sin más, no sin al menos dar mi punto de vista al respecto. Por eso tengo este blog, y por eso tengo tantísimo aprecio a todos los que están dispuestos a debatir. Siempre quiero debatir, aprender de todos, aunque no pueda enseñarles nada. Es lo más enriquecedor de compartir una pasión.

En otra conversación a varios leí que quizá lo importante no era que Felipe se quedara en Ferrari, sino que Ferrari "se quedase en Felipe". Siempre he querido negar esas paranoicas creencias, pero ciertamente, es la sensación que da desde fuera. Sólo lo saben ellos. Ese equipo inquebrantable, casi de hermanos, que forman Smedley y él, están sumidos en su propia lucha. Rob se desquicia cuando le falla, le anima cuando le ve fuerte, y como él, no se rinde ante la falta de resultados. Por eso me gusta. No porque le vea un gran "pilotazo" ni con alma de campeón (aunque 2008 no fue un espejismo), sino porque sigue ahí, luchando por hacerse ver. Lo demás ya son maneras de ver las cosas.

Felipe tiene que encontrar el camino. A veces vemos ramalazos del Felipe de antes: interesantes luchas, buen ritmo, unas buenas salidas. El camino está ahí, a veces lo ve delante suyo... y de repente se le escapa. ¿Lo conseguirá? No hay respuesta, sólo se puede esperar. Hace falta coche, un coche que no aumente sus carencias.

Lo que no se puede negar sin más es que Felipe es terriblemente fuerte: nadie que no lo sea es capaz de volver tras todo lo que le ha pasado, rodeado de una presión capaz de hundir a cualquiera. Se le escapa la fuerza por la boca porque lo sabe, sabe que no lo tiene fácil. No es fácil llevar encima el sambenito de no haber hecho podio esta temporada (aún...), el de encontrarse tanto problema de última hora en la pista, que te comparen constantemente con tu compañero, que te analicen desde fuera para ver por qué estás como estás (¡yo lo estoy haciendo ahora!)... Depende de su equipo, pero también de sí mismo, para encontrar ese camino. Han sido seis años de rumores, y sigue ahí. Eso tiene más valor del que parece.

Un compañero en esta "difícil prueba" en que se ha convertido apoyar a Felipe, ante mi poca esperanza de que la cosa cambie, ante mi convencimiento de que este deporte puede llegar a ser bastante injusto, me dijo que encontrará ese camino. Que no se puede vender esto como una derrota... aunque sea por él.

Luego nadie me podrá decir que dejé de animarle antes de verle de nuevo regresar por el buen camino.

martes, 1 de noviembre de 2011

Rachas



La actitud de Felipe en el GP de la India me divide en dos. ¡Como si ya no estuviera lo suficientemente dividida con respecto a Ferrari!

Sacando el lado lógico, no puedo aprobar la actitud que mostró con sus declaraciones. Pero sacando el lado bueno, me gusta que sea "egoísta". Aunque no vea sus errores. Sinceramente, me preocuparía más un piloto que ni se defiende. En la situación que está, no le conviene nada mostrarse débil, aunque quede como un quejica porque no tenga razón. Pero no es la manera más correcta de proceder.

En un ambiente tan cargado, el rumor de que viene Rosberg se ha incendiado de forma destructiva. Que Rosberg calle y que Mercedes todavía no le haya renovado no ayudan, más bien al contrario. Tampoco ayuda el extraño estado de ánimo de Hamilton. Aunque darle más importancia a sus peleas es vender polémica por venderla: son los dos a los que peor les va dentro de los seis primeros. Es lógica pura que choquen (aunque sea literal).

¿Es justo lapidar de esta manera a Felipe cuando este año ha tenido un coche que en su caso aumenta sus fallos y agrava sus carencias? ¿Es justo lapidarle cuando por una vez es el único responsable de un incidente? ¿Es justo echarle toda la culpa, cuando siempre que tiene un ritmo estupendo, algo externo falla?

Para mí, sería una insusticia, porque Ferrari no puede quitarse de encima toda la culpa: no han tenido competitivdad ni coche, sus pilotos no han estado en igualdad de condiciones (ojo: no estoy diciendo que no hayan tenido el mismo material)

Volver tras un accidente que casi te quita la vida. Ser segundo en Bahrein y que la gente solo tenga ojos para la nueva esperanza de Ferrari, que ha quedado primero. Ser el más odiado por una orden mal llevada.

Que la prensa especule con tu asiento siempre añade presión, pero que especule todos los días y lo haga con un piloto distinto cada vez debe ser asfixiante.

Ver que el ansiado podio no llega tampoco ayuda. El propio Felipe ha dicho que ciertamente es frustrante no ver un podio, que es difícil motivarse en esas circunstancias. Un círculo vicioso eterno, mareante.

El otro día me decían que estar en Ferrari no ayuda a sus pilotos. Y no puedo estar más de acuerdo. No en el sentido literal, sino refiriéndose a lo duro que es estar en un equipo como Ferrari, en donde ya de forma automática se espera de tí que nadie te tosa, en donde ya se espera el mejor coche del universo. En donde no se sabe si se quiere dos pilotos fuertes o un rey con su escudero. En donde todos los movimientos son estudiados. En donde cada temporada los rumores sientan a unos cinco pilotos de media. Ferrari no puede tener una mala racha, enseguida se buscan culpables. Que los otros equipos ganen no hace sino afianzar todavía más sus carencias.

Por favor, Felipe, vales más que lo que parece, vales más que unas palabras dichas sin pensar, más que una defensa ciega, más que decir y no hacer. Has pasado por todo lo que he dicho y más, te han querido echar desde que llegaste, y sin embargo, sigues ahí.

Ahora tienes que demostrarlo. Y ojalá Ferrari te de la oportunidad de hacerlo en 2012... ¡si realmente van a tener ese coche que tanto prometen!

lunes, 31 de octubre de 2011

Bostezos


Lo siento, pero al menos yo he encontrado este GP de lo más aburrido. Nada nuevo, ni siquiera en cuanto a polémicas se trata.


No soy ese tipo de persona que justifica todo lo que hace su protegido hasta cuando mete la pata. El toque con Hamilton estuvo mal, perdió los nervios. Humildemente, aunque no nos pongamos de acuerdo en quién tiene la culpa, creo que en parte también es de Felipe. Que un piloto no tiene por qué abandonar su trazada, vale, aunque si viene un peligro debería mirarlo, porque Hamilton tampoco es de los que te dejan pasar sin más, no puedes esperar que dijera "vale, pasa que me aparto". Sí, iba por su trazada, y Hamilton intentó adelantar por un lugar comprometido... pero lo de confiarse demasiado sí es culpa de Felipe. Es uno de estos casos en que ninguno de los dos va a dar su brazo a torcer (y me parece bien). Pura cabezonería los dos. Pero todo eso tampoco justifica ciertos comentarios o ataques gratuitos, porque les pasa a todos (y bien que por aquí siempre comento lo humanos que son). Un piloto que últimamente no tenía sangre para nada y que se dormía al volante, de repente resulta que es imbécil. Lo de siempre, juzguemos todo por un acto. Lo que me enerva es que mientras unos "son agresivos", otros solo "arriesgan", y que algunos, hagan lo que hagan, tienen siempre la culpa mientras que para otros es el coche. En fin, nada nuevo. Lo dejo estar. No vale la pena darle vueltas que este deporte vale mucho la pena.

Podria haber sido un lance de carrera, eso tambien.

Lo positivo que saco de todo esto es que está volviendo su arrojo. Ahora le falta no meterse en líos



Por otro lado, Button sigue subiendo peldaños y Hamilton parece cada día más apagado. El pobre me preocupa. Mucho ánimo, Lewis.

Perdonad hoy mi brevedad.

Admito clases de relajación y de TMLS (Todo Me La Suda). Las necesito.

lunes, 24 de octubre de 2011

¿Dónde está el límite?

No podía dejar pasar un día más sin decir esto.

Se puede decir que una persona en vida no era precisamente un santo, sin que eso nos impida lamentar profundamente su muerte. Como digo siempre, una cosa no quita la otra.

Luego está lo que cruza el límite de lo moralmente aceptable.

Todos lo lamentamos por la familia, amigos y fans. Pero yo, usando el verbo no en sentido literal, lo lamento también por esos y esas que consideran una muerte motivo de mofa. Lo lamento porque no se les puede considerar personas, porque tienen que tener unas vidas terriblemente tristes y vacías para hacer algo así. La vida, tarde o temprano, les hará arrepentirse de lo que consideraban tan gracioso. Y por su bien, espero que no tenga que ser de la peor manera, aunque en estos momentos hasta yo cruzo ese límite para condenarles.

No importa lo que hiciera o dejara de hacer. Era una persona, y no me pidan que llame personas a los que se ríen de una desgracia. Porque no lo pueden ser. Es imposible.

Internet escuda a los que son demasiado cobardes. Pero por suerte, también se ha convertido en un enorme recordatorio.

Esta semana tendré la cabeza en otro mundo. Dos accidentes en dos semanas. Es imposible no tener miedo.

Para terminar, desde aquí le doy mis mejores deseos de recuperación a Axel Pons. Y pido a la organización que estudie todo lo ocurrido. Cuando se curen las heridas, no aprovechando el morbo, como ha hecho la prensa del día.

Ojalá nunca más tenga que volver a poner posts como este.

domingo, 23 de octubre de 2011





Todavía no me lo quiero creer.

Mi corazón está con su familia y amigos. Especialmente con Valentino: ha sido devastador.

No te olvidamos, Marco.

lunes, 17 de octubre de 2011

Una guerra que interesa... ¿a quién?


(recordando este artículo del año pasado, no han cambiado tanto las cosas)

Permitidme ser monotemática. Más aún.

Permitidme pasar esta vez de hacer una crónica de la carrera, la cual disfruté como una enana de no ser por un detalle de esos que a personas como yo nos agua la fiesta completamente. Que si, que la culpa es mía. Por supuesto. Yo decido verlo en el canal donde lo veo (tampoco es que tenga donde elegir), y si me molesta, es mi problema. Una cosa no quita la otra.

Y permitidme aclarar, como siempre, que no estoy poniendo en entredicho la valía de nadie. Simplemente creo que hay cosas que sobran.

Pregunto, ¿es necesario tener que oír cosas como las de ayer?

Aunque no sé de qué me sorprendo.

Después de la estúpida polémica de Alemania 2010, se excusó diciendo que las órdenes de equipo no las pedían a principio de año, donde cada piloto tenía derecho a superar el compañero, y el que quedara luego tendría que ayudarle en el ecuador del mundial, donde ya se jugaban la gloria... No, no las pedían a principio de año, pero todavía recuerdo el indignado y lleno de rabia "TIENE QUE DEJARLE PASAR" en Australia 2010. En la segunda carrera del año.

¿Hace falta añadir algo más?

Ni que decir tiene que, después de la carrera y de escuchar ciertas cosas por TV, corrí al Twitter, cual friki de una serie que ha emitido el Peor Episodio de la Historia, a "expresar mi profunda indignación". Normalmente, hablando ya desde el punto más personal y, si queréis, egoista, suelo llevarme más disgustos que alegrías, pero para eso es mi cuenta: para expresar mi opinión, siendo la gente libre de seguirme, ignorarme, rebatirme o mandarme a tomar por culo, con perdón.

Un periodista especializado que lleva más años en esto que muchos de los "eruditos" (o bautizados "periolistos") dijo ayer que no le parecía bien lo escuchado y leído tras la carrera. Sin más. Que Felipe tiene derecho a hacer su carrera si no hay órdenes de equipo por medio.

¡Para qué fue aquello! Debo confesar que me dejé arrastrar por esa pasión formulera, algo que seguro notaron los que me leyeron ayer. Fue una orgía de retweets, de alabanzas, de comentarios mordaces (¡caray, yo antes no era así!).El pobre periodista debió de estar a punto de pedir una orden de alejamiento. Pero fue un soplo de aire fresco leerle. Alguien que por fin tiene el valor de no dejarse arrastrar por el forofismo más simple. Quizá él no le de más importancia, al fin y al cabo es su opinión, pero para mí ha tenido un enorme valor. No es que no existan esas defensas, no es que las tapen otras opiniones, ni mucho menos me pongo a victimizar al piloto y a su fan. No es nada de eso, es más simple:

Webber hizo lo correcto no asistiendo a la fiesta de Red Bull tras haber recibido una orden de equipo un tanto vergonzosa, pero luego a otro lo llaman mal compañero, sin parar de proclamar a los cuatro vientos que da vergüenza. Compañeros de equipo ejerciendo de comentaristas que ni se esfuerzan en defender a su otro piloto, que ya no parecen miembros de Ferrari, sino de Fernando GP.

¿Así no va a ser un soplo de aire fresco leer la otra cara de los hechos?

Resumiendo, el caso es que lo único que consiguió dicho periodista fue un montón de críticas y perder seguidores en Twitter.
No voy a entrar a juzgar a nadie, porque eso sería jugar a lo que intento evitar desde siempre. ¿Qué es la verdad? Si la verdad absoluta no existe, entonces la realidad se basa en una opinión.
Puntos de vista. Todo acontecimiento tiene dos caras, como leí esta mañana en una novela.


El caso es que de ese famoso comentarista y de esas dos horas de tweets saqué algunas conclusiones.

- Cuando apoyas fervientemente algo que muchos dan por perdido, es muy fácil ser tachado de victimista. Y yo sin embargo creo que los fans están precisamente para dar la cara en los momentos difíciles. Si no se encuentran argumentos, no es cuestión de inventárselos, sino de esperar, en los dos sentidos de la palabra: la espera y la esperanza.

- Si Ferrari da una orden de equipo, mal, pero si no la da, también.

- Si Red Bull utiliza a su piloto número dos, son unos cerdos, pero cuando lo hace Ferrari, es lo correcto.

- Nadie recuerda a un piloto por quedar segundo en un campeonato, no se ha hecho nunca antes, pero si eres Fernando, sí, y por eso se le debe poner la alfombra roja.

- Cuando Fernando es superado por Felipe, es que el coche no da para más, aunque Felipe le haya superado en clasificación, en la salida y durante media carrera. No es que le haya superado, es que Felipe es terriblemente lento y adora cerrar de forma sucia a Fernando. ¿Y las otras miles de veces donde Fernando le ha pasado sin parpadear? Ah no, entonces es el circuito. Y aunque sea así: si no hay orden de equipo, que le pase en pista. ¿Dónde queda si no la sana competición, en las manos de un estratega, o en lo que OPINE, no de por hecho, sino OPINE, un comentarista y sus seguidores? Mal vamos.

-Si Felipe lo hace mal, es mal compañero porque no ayuda a Fernando. Si le supera, mal también.

Debo ser sincera: estoy harta de esta guerra que solo interesa a unos pocos que hacen mucho ruido. De que lo que en otros equipos es injusto, sea necesario en Ferrari. Y de ser llamada antialonsista solo por ser crítica con ese forofismo que tan flaco favor hace al piloto y a la afición. Un piloto que sigo desde hace años.

Sinceramente, yo prefiero ver cosas como las de ayer, dos pilotos luchando de forma limpia por un puesto, sin polémicas, sin órdenes de equipo... sin tener que escuchar cosas como las de ayer.

Aquí el periodista que si bien ha perdido followers ha ganado mucho más:

¿Pero por qué tendría Felipe Massa que dejar pasar a Fernando Alonso?



No me despido sin hacer hincapie en algo que dijo Emerson Fittipaldi (sí, exacto, el ex piloto) ayer en su cuenta de Twitter:

Alonso now a days is the most complete driver, I am happy that Felipe Massa was running faster than Fernando,Felipe is competitive again!


Y Fittipaldi, que yo sepa, sabe de esto un rato ;-)




PD-Me acabo de enterar de la muerte del piloto Dan Wheldon en la Indy Car. Descanse en paz :(

martes, 11 de octubre de 2011

lunes, 10 de octubre de 2011

Las estrellas de Suzuka



Vettel ya es bicampeón.


"¡La copa será pequeñita, pero lo que importa es lo OTRO que he conseguido!"

Ha sido un camino fácil. Aplastante. Mayoría de poles, de victorias, a punto de quitarle records a pilotos históricos. Al Red Bull no hay quien le tosa este año. Pero ver la cantidad de trofeos que consiguió Sebastian de niño, sus resultados con Red Bull,me hacen estar segura de una cosa, una cosa que está clarísima,y que espero quede clara de una vez por todas:

no es sólo el coche.

Fue una proclamación algo descafeinada; faltó estar en el cajón más alto, con el himno alemán, con las emociones a flor de piel... como en Abu Dhabi 2010, donde sus lágrimas nos conmovieron a todos. Esta vez, Vettel simplemente se quedó sin palabras. La fiesta seguro que durará toda la noche.


"Los planes para después: traer la tarta... meter el champán en la nevera; ah, eso ya está... comprar bolsas de panchitos..."

La otra estrella de Suzuka ha sido Button. Se decía que ganando Button Vettel necesitaría un solo punto; bien, la primera parte se cumplió, y Button fue un flamante campeón. Si bien hay gente que cuestiona el pilotaje de Vettel, porque hay gente para todo, también los hay que nunca han visto nada en Button.



Y Button, poco a poco, nos está callando a todos, demostrando que no es campeón de 2009 solo por el coche. Como Vettel.



El campeón abrazando al SupremoDiosCreadordeCochesGanadores, alias Newey.

Fernando también ha estado soberbio, ocupando la segunda plaza del podio, dejando a Vettel sin acercarse al primer cajón; al final con su bicampeonato el alemán le ha quitado el récord, pero Fernando nos ha hecho quitarnos el sombrero.

Ni él mismo se lo cree, sabiendo cómo va el coche...


Para ser Suzuka, los abandonos han brillado por su ausencia; sólo Buemi tuvo mala suerte con una rueda.


"Cagontó, 24 coches y tuve que ser yo"


(Por cierto, ¿alguien me explica cómo coño logró Bruno Senna hacer lo que hizo con la rueda en los libres 3? ¿A que ensayado no sale?)

Y adivinad con quién se encontró Felipe.

¡Ding ding ding! ¡Cómo no, Hamilton! Lo de estos dos ya es sangrante. Bueno, parte de la prensa y la afición lo hacen sangrante.

Un lance de carrera, sin duda, pero un lance de carrera que, de nuevo por enésima vez en esta temporada, ha podido arruinarle la carrera al brasileño.

¿Que Massa en parte es culpable por no ceder ante Hamilton? Discrepo. Y mucho. No tenía espacio: sólo la hierba. Me toca mucho las narices que parezca que por donde pasa haya que ponerle la alfombra roja, ¿qué derecho tenía Felipe a apartarse, si estaba en SU trazada, y al otro lado sólo había hierba? Y aquí nadie se está metiendo con Hamilton, ni como piloto, ni como persona. Pero no es la primera vez que por su falta de paciencia se toca con otro piloto.

Dice que no le vio. No quiero decir que no le creo, pero voy a decirlo.

El caso es que el lance de carrera tuvo una víctima, el alerón del Ferrari, el cual perdió un trozo... que hizo salir un Safety Car, al quedarse perfectamente colocadito en medio de la pista.

"Es rojo y pone "Hamilton estuvo aqui", tiene que ser este"


Recordé ese famoso Team Radio de Smedley del año pasado que nadie recuerda porque no mandó a destrozar la carrera de nadie bwjajajajaja donde le dijiste a Felipe que iba medio segundo más rápido con un alerón roto? Pues esta vez no fue así. Bastó con un "el coche está tocado, Felipe, pero no te está afectando, ¿de acuerdo?" ainssss cuánto amor.


¿Hubiera podido Felipe al menos quedar 4º de no ser por ese incidente? Nunca lo sabremos. Lo que es seguro es que, aunque muchos lo nieguen, su ritmo ha sido fabuloso. Se puso líder dos veces, a Fernando le costó alcanzarle y mantuvo a Webber y luego a Hamilton detrás durante muchas vueltas. Ya no sufre esa "desconexión neuronal" de otras carreras, en esta ha estado luchador... hasta que un pit stop le mandó noveno y sólo pudo ser séptimo al no poder pasar a Schumacher.

Ojalá tenga suerte la próxima vez, porque ya le toca tenerla. El trabajo ya lo está haciendo. Bien por él. Esa mala suerte cada vez que hace una buena carrera no puede durar siempre: simple y llamaente, estadísticamente no es posible ;-)



Matteo Orsi (izquierda), fisio de Felipe, también estuvo presente en el pitwall. ¿Casualmente tocaba monitorizar pilotos, o estaba ahí para advertirle sobre el aumento de su frecuencia cardíaca cada vez que Hamilton se le acercaba? XD



No me despido sin comentar una cosilla que, para no variar, me ha tocado mucho las narices. Esto he oído hoy en cierta retransmisón, cuando Vettel se proclamó bicampeón, quitándole el "puesto" a Fernando:

"Ocho podios ha hecho Fernando esta temporada. Ocho. Y el mejor puesto de Massa es un 5º..." Léase con una voz que denotaba cierto desdén.

Humildemente, sin menospreciar el periodismo de nadie, creo que esas cosas sobran y, aunque me repito, no son necesarias para alabar a quien ya sabemos: le basta con demostrarnos en la pista, día a día, que es de los mejores. Y sin necesidad de humillar a nadie.